Un desayuno que te ayudará a perder peso sin esfuerzo cada día

Muchas personas piensan en perder peso. Sin embargo, al contrario de lo que mucha gente piensa, perder peso puede ser fácil. No es cierto que el desayuno sea la comida más importante del día ni que comer fruta por la noche engorde. Esto no es cierto. Para perder peso y adelgazar (un objetivo que muchas personas se proponen, sobre todo a principios de año), lo más importante es ser consciente de lo que se come y seguir una dieta sana con alimentos reales.

La fruta es esencial en cualquier dieta. No importa si es dulce o azucarado, se debes comer lo que te aporte vitaminas y lo que te guste, de modo que hagas un cambio en tu estilo de vida en lugar de una dieta que puedas mantener durante mucho tiempo.

Los expertos afirman que es desaconsejable (si se quiere perder peso) picar dulces por la mañana. Estos productos suelen contener mucho azúcar y se queman muy rápidamente. En otras palabras, proporcionan mucha energía, pero ésta se pierde muy rápidamente. Por eso es conveniente levantarse cinco minutos antes y preparar el desayuno con tranquilidad.

Frutas

Comer cinco frutas y verduras al día debería ser el requisito nutricional mínimo. Esta es una regla clásica de los nutricionistas, pero no por ello menos cierta. Un puñado de fresas o una naranja pelada pueden ser un gran regalo para el desayuno. Recuerda, si quieres perder peso, debes evitar los zumos.

Productos lácteos

Olvida el viejo decir de que la leche engorda. Necesitas comer lácteos, y no hay mejor momento que el desayuno. Leche con café o yogur con fruta: tú eliges, pero se sabe que son el complemento perfecto.

Frutos secos

¿Sabías que puedes perder peso añadiendo a tu dieta todos los días sólo 30 gramos del producto? La clave es el equilibrio.

Muesli cereales

Si te gustan los cereales para el desayuno, este es un buen producto. Sin embargo, asegúrese de que sea lo más sano y natural, sin azúcar si es posible.

Pan

El pan integral es mejor, pero no importa si lo comes regularmente: recuerda que necesitas quemar las calorías consumidas por la mañana a lo largo del día.

Es importante, como siempre, moverse más y hacer ejercicio a diario. Esto no significa que tengas que ir al gimnasio. Por ejemplo, basta con caminar 10.000 pasos al día.

//