Teniasis: Síntomas, caausas, transmisión y su tratamiento

La lombriz solitaria, conocida popularmente como teniasis, es una enfermedad parasitaria causada por el gusano adulto de la Taenia saginata. que puede interferir en la absorción de nutrientes de los alimentos y provocar síntomas como náuseas, diarrea, pérdida de peso o dolor abdominal. La teniasis se transmite al comer carne vacuno o de cerdo cruda o poco cocinada infectadas con el parásito.

Para prevenir  lombriz solitaria, es importante no comer carne vacuno o de cerdo cruda y lavarse bien las manos antes de preparar los alimentos. Si sospechas que tienes una lombriz solitaria, acude a un médico de cabecera para que te examine y te trate.

Síntomas de la lombriz solitaria

La teniasis. no causa ningún síntoma al principio, pero cuando el parásito se adhiere a la pared intestinal y se desarrolla más, aparecen síntomas como:

Diarrea o estreñimientos frecuentes;
Vómitos
Dolor en el abdomen
Dolor de cabeza
Pérdida o aumento del apetito
Mareos
Debilidad
Irritabilidad
Pérdida de peso
Fatiga e insomnio.

En los niños, la teniasis puede provocar retrasos en el crecimiento y el desarrollo y dificultades para ganar peso. La teniasis. puede provocar hemorragias en la pared intestinal, lo que lleva a la formación y secreción de moco en pequeñas o grandes cantidades.

A tênia se fixa na mucosa intestinal por meio do escólex.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico de la lombriz solitaria (teniasis) suele ser difícil porque la mayoría de las personas infectadas por teniasis. no presentan síntomas y cuando éstos se producen, son similares a otras enfermedades gastrointestinales infecciosas.

Para confirmar el diagnóstico, el médico suele examinar los síntomas presentes y solicita un análisis de heces para buscar huevos o proglótidos de teniasis.

Transmisión de la teniasis

Taenia solium y Taenia saginata

La Taenia solium y la Taenia saginata son parásitos que causan tenias. Son de color blanco, tienen el cuerpo con bandas planas y pueden distinguirse por las características del huésped y del adulto.

La Taenia solium es albergada por los cerdos y, por tanto, se transmite al comer carne cruda de cerdos infectados. El gusano Taenia solium adulto tiene una cabeza, rostro y con ventosas y una estructura de espinas en forma de hoz que le permite aferrarse a la pared intestinal. La Taenia solium no sólo causa la teniasis, sino también la cisticercosis.

La Taenia saginata es el hospedador de la especie bovina y sólo está asociada a la teniasis. El gusano adulto Taenia saginata tiene una cabeza y no tiene rostro, sino sólo ventosas con las que el parásito se adhiere a la mucosa intestinal. Además, las crías de Taenia solium son más grandes que las de Taenia saginata.

El análisis de los huevos encontrados en las heces permite diferenciar las especies. La diferenciación sólo puede hacerse mediante el análisis de proglótidos o mediante pruebas moleculares o inmunológicas como la PCR y el ELISA.

Diferencia entre la tenia y la cisticercosis

La teniasis es la principal infección causada por Taenia, pero dependiendo de la forma de infección, el mismo parásito puede causar diferentes enfermedades:

La teniasis está causada por las larvas de la tenia de la carne de vacuno o de cerdo que crecen y viven en el intestino delgado;

Cisticercosis: Se produce cuando se comen los huevos de la tenia y eclosionan las larvas dentro del cuerpo, que pueden penetrar en la pared del estómago y entrar en el torrente sanguíneo para llegar a otros órganos como los músculos, el corazón y los ojos.
Es importante determinar el tipo de infección para poder iniciar el tratamiento más adecuado.

¿Cómo se lleva a cabo el tratamiento?

El tratamiento de la teniasis suele iniciarse con medicamentos antiparasitarios, que se presentan en forma de comprimidos y pueden tomarse en casa, pero deben ser recetados por un médico general o un gastroenterólogo. Pueden administrarse en una sola dosis o repartidas en 3 días.

El tratamiento con medicamentos sólo elimina la forma adulta de la tenia que se encuentra en el intestino, pero no sus huevos. Como resultado, la persona tratada a un puede seguir infectando a otras personas hasta que se hayan eliminado todos los huevos del intestino.

Por lo tanto, es aconsejable tomar precauciones durante el tratamiento para evitar la propagación de la enfermedad, como cocinar bien, no beber agua no tratada y lavarse bien las manos después de ir al baño y antes de cocinar.

Prevencion

Para prevenir la tenia (Teniasis), se recomienda no comer carne cruda o poco cocinada, beber agua rica en minerales (filtrada o hervida), lavar bien los alimentos antes de comer y lavarse las manos con agua y jabón, especialmente después de ir al baño y antes de comer.

También es importante dar a los animales agua limpia y no abonar la tierra con heces humanas, ya que así se previene no sólo la tenia sino también otras enfermedades infecciosas.

//