Té Rooibos: sus beneficios para la salud y cómo consumirlo

El té rooibos es una bebida que aporta gran cantidad de antioxidantes y no tiene cafeína a diferencia de otros tipos de tés. Originario de Sudáfrica, es una sabrosa opción para quienes no pueden consumir cafeína y sigue teniendo una alta concentración de nutrientes esenciales para nuestro organismo, como la vitamina C, el calcio y el hierro.

Es una bebida que se extrae de las hojas de un arbusto que crece en la costa occidental de Sudáfrica llamado Aspalathus linearis, muy parecidas al romero. Al pasar por el proceso de deshidratación y oxidación, se vuelven de color rojo oscuro, lo que también da un color rojizo a la bebida.

Cabe mencionar aquí que los sudafricanos beben rooibos de la misma manera que los chinos beben té verde y los británicos té negro. Sin embargo, el rooibos no es exactamente un té.

Aunque en muchos lugares lo ofrecen como un té rojo.

Además de su tono rojizo, la infusión de rooibos tiene un sabor naturalmente dulce, que combina con varias mezclas y no requiere el uso de ningún tipo de edulcorante.

Recomendado:  Remedios caseros para los mareos

Otro aspecto destacado del rooibos es que no contiene cafeína y puede ser consumido en cualquier momento del día por cualquier persona, incluidas las mujeres embarazadas y lactantes y los niños.

También es rico en antioxidantes, hierro, magnesio, potasio, zinc, calcio y vitaminas A, C y E.

Debido a estos nutrientes, gran parte del éxito de la bebida se debe a sus propiedades saludables, como:

Funciona como un isotónico natural, reponiendo importantes sales minerales que se pierden durante el ejercicio físico o incluso durante la lactancia

Ayuda a reducir el insomnio porque no contiene cafeína

Tiene propiedades antiinflamatorias, ayudando a la relajación muscular

Ayuda a reducir los dolores menstruales

Estimula el sistema inmunológico, combatiendo resfriados, gripes y otras enfermedades

Combate el envejecimiento prematuro de la piel gracias a sus propiedades antioxidantes y desintoxicantes

Protege la salud cardiovascular

Si quieres probar la infusión de rooibos, debes saber que se puede consumir caliente o fría, ya sea con agua o con leche. Si se prepara en casa, hay que poner el agua a hervir y, cuando hierva, apagar el fuego. Añadir la hierba y cubrir la mezcla.

Recomendado:  Comer un aguacate o palta al día puede mejorar la salud intestinal

Dejar reposar la infusión hasta 10 minutos antes de beberla.

//

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar