Remedios Caseros Para La PERIODONTITIS O PIORREA

La enfermedad periodontal o periodontitis, se trata de una infección de gravedad que afecta las encías, ocasionando daños en su tejido blando y la destrucción del hueso que da soporte a los dientes, lo que genera que las piezas dentales se aflojen y que, sin un tratamiento adecuado, eventualmente se caigan.

Esta infección es bastante frecuente, y es considerada una complicación de la gingivitis, que como es sabido es una enfermedad que tiene su origen en la falta de buenos hábitos de higiene bucal por la acumulación de placa.

Es precisamente por esta razón, que la recomendación de los especialistas es adoptar medidas preventivas, esto con un correcto cepillado, el uso de hilo dental y visitas periódicas a las clínicas dentales para que un dentista se encargue de realizar una revisión e indicar los tratamientos adecuados, en caso de que se haya detectado gingivitis o bien, que se encargue de diagnosticar otros problemas, y con esto reducir los riesgos de complicaciones.

Los síntomas de la periodontitis incluyen alteraciones en el aspecto de las encías, las que en su estado sano presentan un color rosa pálido y son firmes. Cuando las encías tienen una infección se inflaman, adoptan un color rojo brillante o bien, pueden lucir de un tono violeta o púrpura.

Además, las encías se vuelven sensibles al tacto y sangran con facilidad, pueden reabsorber y ocasionar que los dientes luzcan más grandes de lo normal, y que se creen espacios entre las piezas dentales. Otros síntomas incluyen dolor al masticar, dientes flojos, pus en las encías, mal aliento y cambios en los patrones de mordida por el reacomodo de los dientes. Cuando se han identificado estos síntomas, es indispensable acudir de inmediato con un especialista en periodoncia en León para que se encargue del diagnóstico.

en los casos iniciales de piorrea podemos emplear diferentes recetas naturales que permitan una reducción de la inflamación y que al mismo tiempo eliminen las bacterias acumuladas entre las encías.

tratamientos caseros:

Jugo De Limón

el limón tiene propiedades antisépticas y limpiadoras más que potentes. Por este motivo se usa en casos de enfermedad periodontal.

Recuerda emplear poca cantidad para no manchar los dientes.

Lo único que debes hacer es embeber una bola de algodón en jugo de limón y pasar por toda la boca.
Después no te olvides de enjuagar con agua tibia.

Lechuga

Se trata de un calmante y antiinflamatorio recomendado para tratar todo tipo de problemas en las encías.

En el caso de padecer piorrea te aconsejamos que mastiques hojas de lechuga cruda bien lavadas tras cada comida. Inclúyela en tu dieta diaria, ya que aporta muchos beneficios.

Guayaba

Es una fruta rica en vitamina C que actúa como tónico para los dientes.

Lo único que tienes que hacer es consumir algunas rodajas de guayaba como postre.
También puedes masticar las hojas tiernas del guayabo para mantener la boca sana y detener el sangrado de las encías.

Cascara De Platan0

No solo sirve para blanquear tus dientes, sino también para cuidar la salud de tus encías y tratar la enfermedad periodontal.

Cuando comas un plátano no deseches su cáscara. Frota la parte interna en la unión entre la pieza dental y la encía. No enjuagues.

Otros Remedios

Aceite De Mostaza
Se puede conseguir en las tiendas naturistas y es muy eficaz para tratar la piorrea. Para aprovechar las bondades del aceite de mostaza es mejor mezclarlo con sal.

INGREDIENTES

  • 1 cucharada de aceite de mostaza (15 g)
  • 1 cucharadita de sal fina (5 g)

PREPARACIÓN

Si lo deseas, puedes entibiar un poco el aceite, o bien utilizarlo a temperatura ambiente.
Coloca el aceite en un recipiente y añade la sal mientras remueves.
El resultado será una pasta “arenosa”, la cual usarás para masajear suavemente las encías.
Aplica con la punta de los dedos y realiza movimientos circulares.
Enjuaga con agua tibia y repite, al menos, una vez al día.

JUGO DE ESPINACA

Esta rica verdura de hoja es un antiinflamatorio y antiséptico natural que se recomienda en aquellas personas que desean tratar la piorrea sin medicamentos.

Además de consumir la espinaca cruda en ensaladas (tiene los mismos efectos que la lechuga) puedes preparar un zumo o batido y beberlo una vez al día.

INGREDIENTES

  • ½ taza de hojas de espinacas (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

PREPARACIÓN

Lava bien las espinacas y coloca en el vaso de la licuadora.
Añade el agua y mezcla bien.
Consume fuera de las comidas.