remedios caseros para el dolor de oido

Para aliviar el dolor de oído en casa, lo que se puede hacer es cubrir la región con un paño calentado porque el calor hará una vasodilatación, aliviando el dolor.

El hábito de colocar aceite caliente o cualquier otra solución, que no sea indicada por un otorrinolaringólogo, no debe ser hecho pues puede empeorar el dolor o provocar quemaduras.

Cuando se desconfía de que la causa del dolor de oído es la presencia de agua dentro del pabellón auricular, lo que se puede hacer es girar el cuello de lado, hacia el lado en que el oído duele, y dar algunos saltos en un solo pie, la cabeza todavía pendiente para el lado para que el agua salga y el dolor de oído pase.

Remedio casero con aceite y ajo

Aplastar la cabeza de ajo y colocar en una cuchara, completando con el aceite. luego Calentar la cuchara en la cocina y poner unas gotas en un pedazo de algodón.

Exprimir bien para retirar el exceso y, aún con la temperatura tibia, colocar la bolita de algodón dentro del oído, de forma que quede tapado, pero sin presionar.

Remedio casero con Gordolobo (verbasco) o manzanilla

Preparar un té de manzanilla o de verbasco y mojar un pedazo de algodón. Exprimir para quitar el exceso y colocar el pedazo de algodón, tapando el oído.

El dolor de oído puede ser causado por una complicación después de una gripe o resfriado, cuando la secreción se acumula en el oído interno, y estos remedios caseros ayudan a aliviar el dolor y la inflamación, sin embargo, si los síntomas persisten o se agravan, si una consulta con un otorrinolaringólogo.