Qué puede ser la orina turbia y qué hacer?

La orina turbia es común y generalmente ocurre debido a la gran cantidad y moco en la orina, que puede deberse a la contaminación de la muestra, la deshidratación o el uso de suplementos. Sin embargo, cuando la orina turbia se acompaña de otros signos y síntomas, como dolor e incomodidad al orinar o dolor en la espalda, por ejemplo, es importante consultar al urólogo o ginecólogo, ya que puede ser indicativo de infección.

El tratamiento para la orina turbia puede variar según su causa, sin embargo, en general, se indica el aumento en el consumo de líquidos durante el día, ya que causa más producción de orina, se diluye más y promueve la eliminación de  bacterias y prevenir la formación de cálculos piedras renales.

1. Muestra de contaminación

La contaminación de la muestra en el momento de la recolección es una de las principales causas de orina turbia, porque en este caso normalmente hay una gran cantidad de bacterias, que son parte de la microbiota normal de la región genital, células epiteliales y una gran cantidad de moco, que es lo que garantiza la apariencia turbia de la muestra.

La contaminación de la muestra ocurre principalmente debido a errores en el momento de la recolección, en el que no se dispensa la primera corriente de orina, y luego se recolecta y analiza una muestra más concentrada, lo que no necesariamente representa el estado de salud de la persona.

Qué hacer: es importante prestar atención a la recolección de las muestras, se recomienda dispensar la primera corriente de orina y limpiar el área íntima con agua y jabón. Luego, se debe recolectar la orina, que debe enviarse al laboratorio dentro de las 2 horas para evitar errores en el resultado.

2. Deshidratación

La deshidratación, que puede caracterizarse por una pérdida excesiva de fluidos corporales, también puede hacer que la orina se vea turbia, porque en este caso la orina se vuelve más concentrada y también se puede notar la presencia de algunas sustancias, como grasas y proteínas.

Qué hacer: si se descubre que la orina turbia se debe a la deshidratación, es importante aumentar el consumo de líquidos y alimentos ricos en agua durante el día, por lo que es posible promover la rehidratación. Sin embargo, en casos de deshidratación severa, se puede recomendar que la persona vaya al hospital más cercano para recibir suero directamente en la vena y así mejorar.

3. Uso de suplementos.

La ingesta frecuente de suplementos vitamínicos también puede hacer que la orina se vea más turbia. Esto se debe a que algunas vitaminas son solubles en agua y cuando hay una cantidad excesiva de estas vitaminas, hay una mayor cantidad solubilizada en la orina, lo que cambia la apariencia de la orina.

Qué hacer: la orina turbia debido al uso de suplementos vitamínicos no se considera grave, sin embargo, es importante consultar al médico o nutricionista para ver si es necesario continuar usando los suplementos o si es posible obtener cantidades adecuadas de vitamina a través de los alimentos.

4. Embarazo

La orina turbia en el embarazo también se considera normal, esto se debe a que durante el período hay una mayor producción de moco, especialmente en las últimas semanas de embarazo, ya que se produce con el objetivo de facilitar el parto.

Qué hacer: la presencia de moco en la orina y la orina turbia durante el embarazo no es motivo de preocupación, y no es necesario ningún tratamiento. Sin embargo, si la mujer tiene síntomas como molestias, dolor y una sensación de ardor al orinar, o si la orina huele muy fuerte, es importante que se consulte al genecólogo para que se puedan realizar pruebas y comenzar el tratamiento, si es necesario.

5. infección urinaria

La infección del tracto urinario es una causa frecuente de orina turbia, porque el aumento en la cantidad de bacterias, leucocitos y células epiteliales en la orina lo hace más turbio. Además de la orina turbia, es importante que la persona esté atenta a los signos y síntomas que puedan surgir, como dolor e incomodidad al orinar, sensación de no poder vaciar la vejiga y necesidad frecuente de orinar, se recomienda consultar al urólogo o ginecólogo para confirmar el diagnóstico. y comenzar el tratamiento más apropiado.

Qué hacer: en este caso, es importante seguir el tratamiento indicado por el médico, que generalmente implica el uso de antibióticos de acuerdo con el microorganismo responsable de la infección. Además del tratamiento con antibióticos, es importante que la persona mantenga la higiene correcta de la región genital, además de aumentar la ingesta de agua durante el día, ya que de esta manera es posible producir más orina y facilitar la eliminación de las bacterias que están en exceso.

6. piedra renal

El cálculo renal, también conocido como cálculo renal, también puede hacer que la orina se vuelva turbia, porque en esta situación hay un aumento en la cantidad de leucocitos, células epiteliales y cristales en la orina, lo que puede cambiar su apariencia, por ejemplo.

Qué hacer: es común que, en presencia de cálculos renales, la persona sienta un dolor intenso en la espalda, y es importante ir al hospital tan pronto como surja el dolor, ya que es posible que se realicen pruebas para verificar la cantidad y el tamaño del piedras. Por lo tanto de acuerdo con las características del cálculo, se inicia el tratamiento adecuado, que puede implicar el uso de remedios que promueven la eliminación del cálculo o la cirugía.