Qué puede causar bultos o bolitas en la vagina y qué hacer con ellos

Un granito en la vagina suele estar causada por la inflamación de las glándulas que ayudan a lubricar el canal vaginal, llamadas glándulas de Bartolin y de Skene. Esta hinchazón no suele ser un problema grave, ya que se cura sola.

Sin embargo, si el bulto provoca otros síntomas, como picor, ardor o dolor, puede indicar otros problemas que deben tratarse, como varices, herpes o incluso cáncer.

Si aparecen lesiones en la zona vaginal que tardan más de una semana en curar o causan molestias es importantes, que se debe consultar a un ginecólogo para determinar la causa e iniciar el tratamiento adecuado.

Granos

Aunque no es muy frecuente, pueden aparecer pequeños granos con pus y molestias en la vulva, la ingle, en la entrada de la vagina o los labios mayores y menores.

Qué hacer: No presiones los granos y no utilices medicamentos sin el consejo de su médico. Debe acudir a un ginecólogo para que su examinacion y tratamiento, en algunos casos puede incluir una pomadas o un antibióticos.

Forúnculo

Un forúnculo es una inflamación localizada en la que se forma una protuberancia rojiza en la piel, que provoca síntomas como dolor y molestias. Pueden aparecer en la zona de la ingle, en los labios mayores o en la entrada de la vagina y suelen estar causados por una infección del folículo piloso, donde las bacterias invaden y crecen.

Qué hacer: Tratar con compresas calientes y pomadas antibióticas para evitar que empeore y se forme un absceso, es decir pus y causar mucho más dolor. En estos casos, el médico puede recetar pastillas antibióticas.

Vellos encarnados o foliculitis

Las mujeres que se afeitan con cera, pinzas corren un mayor riesgo de sufrir vellos encarnados en esta zona, lo que puede dar lugar a un pequeño grano y doloroso bulto rojo. Este grano suele tener una zona central blanquecina que se debe a la acumulación de pus bajo la piel.

Qué hacer:  no apriete el grano y para aliviar puedes aplicar una compresa caliente en la zona y evitar llevar ropa ajustada. Si el dolor empeora, póngase en contacto con su ginecólogo para que le examine y tratamiento, que puede ser el uso de una pomada antibiótica.

Quiste vaginal

Los quistes vaginales son pequeñas acumulaciones de aire o líquido que pueden aparecer en las paredes del canal vaginal y suelen estar causados por una lesión durante el contacto íntimo o por una acumulación de líquido en las glándulas. Sin embargo no suelen causar síntomas, pero pueden sentirse como bultos o protuberancias en la vagina.

Un quiste vaginal muy común es el quiste de Gartner, que se produce después del embarazo debido a la acumulación de líquido en el canal durante la gestación. Este conducto suele desaparecer después del parto, pero en algunas mujeres puede persistir e inflamarse.

Qué hacer:  Los quistes vaginales no suelen requerir ningún tratamiento especial. Se recomienda  controlar su crecimiento mediante exámenes rutinarios.

Inflamación de las glándulas vulvares

En la vulva hay varios tipos de glándulas que mantienen la piel húmeda y la protegen de las bacterias, llamadas glándulas de Bartolin y de Skene. Si estas glándulas se inflaman debido a las bacterias o a la falta de higiene personal, puede formarse un bulto en el exterior de la vagina, que la mujer puede sentir al bañarse o al tener contacto íntimo, aunque no es doloroso.

Qué hacer: En la mayoría de los casos, la inflamación desaparece después de unos días con una buena higiene . Sin embargo si aumenta y hay dolor o se observa pus, se debe consultar a un ginecólogo,

Verrugas genitales

Las verrugas genitales son causadas por una enfermedad de transmisión sexual que puede contagiarse a través del contacto íntimo sin protección. En estos casos, la vagina puede presentar no sólo pequeñas protuberancias, sino también lesiones visibles en forma de coliflor que pueden causar picor o ardor.

Qué hacer: Las verrugas genitales no son curables, por lo que el médico puede eliminarlas mediante tratamientos como la crioterapia(Se aplica frio en lugar), la microcirugía o la aplicación de ácidos.

Venas varicosas de la vulva

Aunque es menos frecuente, las varices también pueden aparecer en la zona genital, sobre todo después del parto o como parte del envejecimiento natural. En estos casos el bulto puede tener un color ligeramente violáceo y aunque no tiene dolor, puede provocar un ligero picor, hormigueo o molestias.

Qué hacer: En mujeres embarazadas, el tratamiento no suele ser necesario, ya que suelen desaparecer después del parto. En otros casos, el ginecólogo puede recomendar una cirugía menor para cerrar el vaso sanguíneo y corregir las varices.

Herpes genital

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual que puede contagiarse a través del contacto íntimo oral, genital o anal sin protección. Otros síntomas son fiebre, dolor en la zona genital y picor. Estos síntomas pueden desaparecer y luego volver, especialmente si el sistema inmunitario está debilitado.

Qué hacer: No existe un tratamiento, ya que el sistema inmunitario debe combatir el virus por sí mismo. Si los síntomas son muy graves, el ginecólogo puede recomendar medicamento antiviral.

Bolitas de los labios mayores

Las bolitas labiales son poco frecuentes porque suelen ser tumores, como el angioma senil, un tumor de color rojo de consistencia blanda debido a la dilatación de los vasos sanguíneos, que no suele ser necesario tratar a menos que la mujer lo desee por motivos estéticos.

El queratoacantoma es otro tumor benigno que suele aparecer como una bola en los labios mayores de la vulva. Es firme, ovalada o redonda y tiene un color similar al de la piel de la mujer. Estos tumores suelen formar un cráter en la piel y luego desaparecen sin convertirse en una forma maligna.

Dado que los tumores son la principal causa de los labios mayores, se recomienda consultar a un ginecólogo para la evaluación clínica, el diagnóstico y el tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, puede ser necesario un seguimiento regular para controlar el desarrollo de los labios mayores.

//