qué es la insuficiencia mitral y cuales son sus síntomas principales

La insuficiencia mitral, también llamada «regurgitación mitral», En las personas con esta afección, las aletas (valvas) de la válvula mitral no se cierran correctamente, lo que provoca fugas de sangre de regreso a la aurícula izquierda del corazón. Si no se trata, puede producir daño en el músculo cardíaco., lo que resulta en una alteración de La circulación sanguínea, que conduce a la aparición de algunos síntomas como la falta de aire, la hinchazón en los pies y los tobillos.

En la regurgitación mitral, la válvula mitral, que permite el paso de la sangre desde la aurícula izquierda hasta el ventrículo izquierdo, no se cierra completamente, causando que un pequeño volumen de sangre regrese a los pulmones en lugar de dejar el corazón para irrigar el cuerpo, como Debe.

La circulación es más deteriorada cuanto más dañada está la válvula mitral, que por lo general pierde fuerza con la edad, o después de un infarto de miocardio. Sin embargo, la regurgitación mitral también puede ser un problema de nacimiento. De cualquier manera, la regurgitación mitral se puede tratar con medicamentos o cirugía.

Ssíntomas de la insuficiencia mitral

Los síntomas de la insuficiencia mitral pueden tardar años en aparecer, ya que este cambio ocurre progresivamente, siendo, por lo tanto, más frecuente en personas con una edad ligeramente más avanzada.

Los principales síntomas indicativos de insuficiencia mitral son:

  • Dificultad para respirar, especialmente cuando se hace un poco de esfuerzo o cuando se va a dormir;
  • Cansancio
  • Tos, especialmente por la noche;
  • Palpitaciones del corazón. corazón acelerado;
  • Hinchazón en los pies y los tobillos.

En presencia de estos síntomas, la persona debe consultar al cardiólogo para que se pueda realizar la auscultación del corazón, así como otros exámenes, como electrocardiograma, radiografía de tórax o ecocardiografía para evaluar la severidad de la válvula mitral.

Causas de la insuficiencia mitral

La regurgitación mitral puede ocurrir debido a enfermedad coronaria, enfermedades reumáticas, endocarditis infecciosa, enfermedades relacionadas con el colágeno como el síndrome marítimo y como un efecto secundario de medicamentos como la fenfluramina o Ergotamina, por ejemplo.

Además, la insuficiencia puede ocurrir como resultado de la propia válvula mitral debido al envejecimiento o ser un problema de nacimiento. Puede suceder después de un infarto de miocardio, porque la válvula mitral puede verse afectada, y también existe un mayor riesgo de desarrollar Insuficiencia mitral si hay antecedentes de la enfermedad en la familia.

Tratamiento

El tratamiento para la insuficiencia mitral varía según la gravedad de la enfermedad, sin embargo, el cardiólogo suele indicar el uso de medicamentos diuréticos, betabloqueantes o inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. En casos más severos, se recomienda la cirugía cardíaca para la corrección o reemplazo de la válvula mitral, que se conoce como valvuloplastia. Comprenda cómo se hace la valvuloplastia.

Los tipos de insuficiencia mitral

La insuficiencia mitral se puede clasificar en varios tipos de acuerdo con la gravedad de los síntomas y la causa en:

La regurgitación mitral leve, mínima o discreta, que no produce síntomas, no es grave o requiere tratamiento, solo se identifica durante el examen de rutina cuando el médico escucha un sonido diferente al realizar la auscultación del corazón;

Insuficiencia mitral moderada, no causa síntomas específicos y que no son graves que no requieren tratamiento inmediato. este síntoma puede ser encontrada solo en exámenes de rutina, cuando el medico escucha el corazón

Insuficiencia mitral grave, en la que hay falta de aire, tos e hinchazón de los pies y los tobillos, siendo normalmente recomendado por el médico el uso de remedios o la realización de la cirugía para la corrección o reemplazo de la válvula dependiendo de la edad del paciente;

Regurgitación mitral aguda, por lo general se produce debido a la ruptura del músculo cardíaco debido a un infarto agudo de miocardio o endocarditis infecciosa. En este caso se puede recomendar para realizar la cirugía para reparar o reemplazar la válvula;

Regurgitación mitral crónica, suele suceder a consecuencia de enfermedades reumáticas, prolapso de la válvula mitral, calcificación de la válvula mitral en sí o deficiencia congénita de la válvula. Este tipo de insuficiencia es progresiva y debe tratarse con medicamentos o cirugía.

De acuerdo con el tipo de insuficiencia, el cardiólogo puede definir el mejor tipo de tratamiento y así evitar complicaciones y mejorar la calidad de vida de la persona.