Qué es el hipopituitarismo, cómo identificar y cómo tratarlo

El hipopituitarismo es una alteración rara en la cual la glándula pituitaria del cerebro, también conocida como hipófisis, no puede producir una o más hormonas en cantidad suficiente. Cuando esto sucede, varios mecanismos corporales pueden no funcionar correctamente, especialmente los relacionados con el crecimiento, la presión arterial o la reproducción.

Dependiendo de la hormona que se ve afectada, los síntomas pueden variar, pero por lo general el médico puede sospechar un caso de hipopituitarismo cuando un niño no está creciendo a un ritmo normal o cuando una mujer tiene problemas de fertilidad, por ejemplo.

Aunque hay tratamiento, el hipopituitarismo no se puede curar y, por lo tanto, es muy común que la persona tenga el tratamiento indicado por el médico para el resto de su vida, para controlar los síntomas.

Los principales síntomas 

Los síntomas del hipopituitarismo varían de acuerdo con la hormona afectada, sin embargo, los signos más comunes incluyen:

  • Cansancio fácil;
  • Dolor de cabeza constante;
  • Pérdida de peso sin razón aparente;
  • Sensibilidad excesiva al frío o al calor;
  • Poco apetito;
  • Hinchazón de la cara;
  • Infertilidad
  • Articulaciones dolorosas;
  • Olas de calor, menstruaciones irregulares o dificultad para producir leche materna;
  • Disminución del vello facial en los hombres;
  • Dificultad para aumentar de tamaño en el caso de los niños.

Estos síntomas generalmente aparecen lentamente con el tiempo, aunque también hay casos más raros en los que surgen de un momento a otro.

Por lo tanto, siempre que exista la sospecha de estar con el hipopituitarismo es importante consultar a un médico general o un endocrinólogo para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento más adecuado.

Cómo confirmar el diagnóstico

La mejor manera de confirmar el diagnóstico de hipopituitarismo es consultar a un médico general o un endocrinólogo para tomar un examen de sangre y confirmar los valores hormonales producidos por la glándula pituitaria. Si hay hipopituitarismo, es normal que uno o varios valores sean más bajos de lo esperado.

Qué causa el hipopituitarismo

El hipopituitarismo puede aparecer al nacer, sin embargo, es más frecuente que surja después de algún problema que conduce a un cambio en la glándula pituitaria. Los problemas que pueden causar hipopituitarismo incluyen:

  • Fuertes golpes en la cabeza;
  • Tumores cerebrales;
  • Cirugía cerebral;
  • Secuelas radiológica;
  • Golpe
  • Tuberculosis
  • Meningitis.

Además, las alteraciones en el hipotálamo, que es otra región del cerebro, justo por encima de la glándula pituitaria, también puede resultar en hipopituitarismo. Esto sucede porque el hipotálamo es responsable de producir hormonas que influyen en el funcionamiento de la glándula pituitaria.

Cómo se hace el tratamiento

En la mayoría de los casos, el tratamiento para el hipopituitarismo se realiza con medicamentos que ayudan a reponer los niveles de hormonas que se producen en menos cantidad por la glándula pituitaria y que deben conservarse durante toda la vida, para controlar los síntomas.

Si el hipopituitarismo está siendo provocado por un tumor, es importante hacer la cirugía para extirpar el tejido afectado.

En cualquier caso, es muy importante que la persona con hipopituitarismo realice consultas periódicas en el médico para evaluar los niveles hormonales y adaptar las dosis de tratamiento, con el fin de evitar síntomas y complicaciones como la infertilidad, por ejemplo.