Que alimentos debes evitar comer cuando estás estresado y cuales si

El estrés forma parte de nuestra vida cotidiana y afecta a nuestra salud sin que nos demos cuenta. ¿Y la comida? Cuando estamos estresados, nos apetecen ciertos alimentos, aunque no tengan un efecto muy bueno en nuestra dieta.

Los expertos señalaron que en momentos de estrés tendemos a consumir alimentos más ricos en grasas saturadas, azúcares simples, especias y productos manufacturados. Estos alimentos pueden calmarnos durante un tiempo, pero a largo plazo contribuyen al desarrollo de enfermedades.

Cuando estamos estresados o ansiosos, podemos elegir los alimentos equivocados. Cuando nos enfrentamos a emociones negativas, solemos recurrir a la comida para reconfortarnos y elegimos alimentos ricos en calorías, grasa y azúcar, como galletas, bebidas azucaradas, chocolate dulce, pasteles, fritos, palomitas, cafeína o alcohol.

Estos alimentos, ricos en azúcar y grasa, afectan a las zonas del cerebro asociadas al sistema de recompensa y a la sensación de placer al comer, debido a su composición química. Si se consumen repetidamente, se crea un círculo vicioso ya que el cuerpo necesitará más de estos alimentos en el futuro.

«El estrés nos hace elegir alimentos dulces y grasos. Estos alimentos suelen contener sal oculta porque contienen conservantes. El estrés constante conduce a un aumento de la grasa en el abdomen»

Si esto se repite durante un largo periodo de tiempo, puede desarrollarse una resistencia a la insulina o una diabetes de tipo 2. Con la grasa sentimos placer, es un alimento muy sabroso que nos produce sensaciones muy fuertes. Se convierte en un círculo vicioso, e incluso cuando ya no estamos estresados, el cuerpo quiere consumir estos alimentos.

Cafeína y el alcohol

La cafeína y el alcohol se metabolizan de forma diferente en el cuerpo de cada persona, pero pueden provocar más ansiedad, ya que afectan al cerebro y aumentan nuestro nivel de alerta. Los trastornos gastrointestinales están estrechamente relacionados con el estrés, por lo que es aconsejable evitar los alimentos grasos. La cafeína aumenta el ritmo cardíaco, lo que puede agravar problemas de salud preexistentes como la hipertensión o el riesgo cardiovascular.

Los alimentos altamente procesados y con alto contenido en grasas y sales poco saludables. Si quieres saber qué alimentos debes evitar cuando estás estresado, son estos.

Algunos alimentos pueden aumentar la sensación de ansiedad y estrés en el organismo, como las grandes cantidades de alcohol, el café y las bebidas energéticas, por la cafeína que contienen, que afecta al sistema nervioso y aumenta la presión arterial, incrementando así la ansiedad en el organismo. Por otro lado, consumir mucha sal puede aumentar la presión arterial, lo que incrementa el estrés.

Alivio temporal

En momentos de estrés somos más propensos a comer estos alimentos porque se libera dopamina, un neurotransmisor asociado al placer. En otras palabras, comer estos alimentos nos da placer y reduce el estrés, pero este efecto es temporal. Si sentimos emociones fuertes, como el estrés o la ansiedad, lo ideal sería no comer, ya que deberíamos hacerlo cuando tengamos hambre, pero en la mayoría de los casos comemos sin tenerla.

Cuando nos sentimos estresados o ansiosos por comer, es más probable que tomemos malas decisiones sobre los alimentos que vamos a consumir. Debido al mismo estado emocional en el que nos encontramos, no nos tomamos el tiempo para comer alimentos saludables, sino que elegimos alimentos más ligeros.

Alimentos recomendados

La necesidad de buscar alimentos y técnicas que mejoren la salud, en lugar de intentar convertir la comida en una especie de medicina para la ansiedad y el estrés. Si decidimos comer algo, los investigadores recomiendan consumir alimentos ricos en fibra, que pueden ayudar a reducir la ansiedad. Por ejemplo, los productos integrales, las frutas, las verduras o los arándanos, que pueden ayudarle a calmarse.

«Cualquier fruta o verdura que se tarda más en masticar contiene más fibra. Masticar ayuda al cerebro a enviar mensajes que nos ayudan a sentirnos más tranquilos».

Otros alimentos que pueden ayudar con el estrés son las nueces, las almendras, los anacardos y los alimentos con vitaminas omega-3, como el salmón. Son grasas buenas que mejoran las señales nerviosas.

Es necesario desarrollar estrategias para mejorar nuestros hábitos alimentarios, como planificar los horarios de las comidas, hacer la compra y prestar atención a los alimentos cuando comemos.

Ahora que sabes qué alimentos debes evitar cuando estás estresado, aprende a reducir el estrés y la ansiedad, por ejemplo, cocinando.

//