Propiedades y beneficios de la nuez de macadamia para la salud

La macadamia o nuez de macadamia es una fruta rica en nutrientes como fibra, proteínas, grasas saludables, potasio, fósforo, calcio y magnesio, y vitaminas del grupo B y vitamina A y E, por ejemplo.

Además de ser una fruta sabrosa, las nueces de macadamia tienen varios beneficios para la salud, como combatir los radicales libres, mejorar la función intestinal, ayudar a perder peso y proteger contra la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Aunque la macadamia tiene varios beneficios, es una fruta calórica, que de cada 100 gramos tiene 752 calorías, y debe consumirse con moderación. Por eso, es importante llevar una dieta equilibrada, con la orientación de un nutricionista, para obtener los beneficios deseados.

La nuez de macadamia es uno de los frutos secos más caros. /

Los principales beneficios de la macadamia son:

1. Te ayuda a perder peso

A pesar de ser una nuez calórica, la macadamia es rica en buenas grasas monoinsaturadas como el ácido palmitoleico, también conocido como omega 7, que ayuda a producir enzimas responsables de quemar grasas, aumentar el metabolismo y reducir el almacenamiento de grasas.

Además, la macadamia es rica en fibras y proteínas que reducen el hambre y aumentan la sensación de saciedad, además de fitoesteroles, como el campestanol y el avenasterol, que disminuyen la absorción de grasas por el intestino, ayudando a reducir el peso.

2. Protege contra las enfermedades cardiovasculares

Las grasas monoinsaturadas de macadamia actúan aumentando la quema y absorción de grasas y, así, ayudan a reducir el colesterol malo y los triglicéridos que son responsables del desarrollo de enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio o la aterosclerosis.

Además, las nueces de macadamia tienen flavonoides y tocotrienoles que tienen un efecto antioxidante ayudando a disminuir la producción de sustancias inflamatorias, como el leucotrieno B4, responsable de aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

3. Ayuda a reducir el colesterol

El ácido palmitoleico presente en las nueces de macadamia ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos que son responsables de la formación de placas grasas en las arterias que se vuelven más estrechas y menos flexibles, causando aterosclerosis que puede provocar un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

Además, los tocotrienoles, una forma de vitamina E presente en la macadamia, actúan como antioxidantes, reduciendo el daño celular causado por el estrés oxidativo y reduciendo los niveles de colesterol en sangre.

4. Previene la diabetes

Algunos estudios muestran que las nueces de macadamia protegen contra el desarrollo del síndrome metabólico caracterizado por un aumento de azúcar en sangre, que puede causar diabetes, y puede ser un aliado importante en la prevención de esta enfermedad. Además, en el síndrome metabólico también hay un aumento del colesterol malo y los triglicéridos.

5. Mejora la función intestinal

La macadamia contiene fibras solubles que mejoran la digestión y regulan la función intestinal.

Además, las fibras solubles actúan como prebiótico, reduciendo la inflamación intestinal, protegiendo contra el desarrollo del síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.

6. Previene el cáncer

Algunos estudios muestran que los flavonoides y tocotrienoles presentes en la macadamia tienen acción antioxidante y antiinflamatoria, reduciendo el daño celular y, por tanto, ayudan a prevenir o ayudar en la lucha contra el cáncer. Sin embargo, todavía se necesitan estudios en humanos.

7. Retrasa el envejecimiento

Los antioxidantes presentes en la macadamia, como la vitamina E, previenen la formación de radicales libres que dañan las células y retrasan así el envejecimiento cutáneo.

Además, la macadamia también es rica en vitamina A responsable de reparar el daño cutáneo y mantener intactas la piel y las mucosas.

8. Mejora la función cerebral

El efecto antioxidante de los tocotrienoles presentes en la macadamia reduce el daño a las células cerebrales y puede prevenir el desarrollo de las enfermedades de Alzheimer y Parkinson. Sin embargo, todavía se necesitan estudios en humanos.

9. Mejora la salud ósea

La macadamia es una fuente de nutrientes como calcio, fósforo y magnesio que ayudan en la formación y mantenimiento de las células óseas, por lo que puede ser un aliado en la prevención de la osteoporosis.

Como consumir

Las nueces de macadamia se pueden consumir en panes, ensaladas, harina de mandioca y vitaminas, por ejemplo, o como aceite de macadamia, utilizado como especia o en la preparación de alimentos salados o incluso como aceite de cocina.

Además, la macadamia puede consumirse en complementos alimenticios o utilizarse como ingrediente en productos cosméticos para la piel y el cabello.

Posibles efectos secundarios

La macadamia es rica en fibras y grasas solubles y cuando se consume en grandes cantidades puede provocar diarreas y aumentar la producción de gases intestinales.

Se debe buscar ayuda médica de inmediato si experimenta síntomas de alergia a la macadamia, como erupciones cutáneas, dificultad para respirar, sensación de opresión en la garganta, hinchazón en la boca, lengua o cara o urticaria.

Quién debería evitar las nueces de macadamia?

La macadamia no debe ser consumida por personas alérgicas a sus componentes o alérgicas al maní, avellanas, almendras, nueces de Brasil, anacardos o nueces.

Además, la macadamia no debe administrarse a animales como perros y gatos, por ejemplo, ya que tienen un sistema digestivo diferente al de los humanos y pueden provocar vómitos y diarrea.

v