Principales síntomas de la hipertensión y 6 maneras de controlarlo sin medicamentos

Los síntomas de la hipertensión, también llamada presión arterial alta aunque poco frecuentes, pueden surgir cuando la presión es mucho más alta de lo normal, que es de aproximadamente 140 x 90 mmHg, y puede haber náuseas, mareos, cansancio excesivo, visión borrosa, dificultad en respiración y dolor en el pecho.

La hipertensión es una enfermedad silenciosa que evoluciona lentamente, sin producir síntomas hasta que se produce una crisis. Por lo tanto, se recomienda controlar la presión arterial al menos una vez al año en el consultorio del médico, especialmente en el caso de tener antecedentes familiares, para que se puedan prevenir complicaciones graves como el infarto o la insuficiencia renal, por ejemplo.

Principales síntomas de hipertensión

Los síntomas de la hipertensión son raros de aparecer y por lo tanto esta enfermedad se considera silenciosa. Los síntomas suelen aparecer cuando la presión aumenta de una hora a otra, caracterizando una crisis hipertensiva, algunos de los posibles síntomas:

  • Náuseas y mareos;
  • Fuerte dolor de cabeza;
  • Sangrado nasal;
  • Timbre en los oídos;
  • Dificultad para respirar;
  • Cansancio excesivo;
  • Visión borrosa;
  • Dolor torácico;
  • Pérdida del conocimiento;
  • Ansiedad excesiva.

Además, debido a la alta presión es posible que haya daño a los ojos, los riñones y el corazón. Por lo tanto, si se notan los síntomas es importante ir al hospital lo antes posible, o tomar el medicamento indicado por el cardiólogo, para que los síntomas y la crisis hipertensiva estén controlados. Esto es lo que hay que hacer en la crisis de alta presión.

Síntomas de hipertensión en el embarazo

La hipertensión en el embarazo, también llamada presión arterial alta en el embarazo, es una situación grave que debe ser identificada y tratada rápidamente para prevenir el desarrollo de la preeclampsia, que es una situación grave y que puede resultar en un coma y la muerte de la madre y el bebé.

Además de los síntomas que se pueden percibir durante una crisis hipertensiva, la presión arterial alta en el embarazo también puede ser una hinchazón exagerada de las piernas y los pies y dolor abdominal intenso.

Qué hacer para reducir la presión alta

Es importante que se consulte al cardiólogo para que se indique la mejor opción de tratamiento. Además, se recomienda que se tomen actitudes para prevenir nuevas crisis, como la práctica de la actividad física, el cambio de hábitos alimenticios, la moderación del consumo de alcohol, la prevención de los alimentos grasos y el mantenimiento de un peso adecuado.

  • 1. Reduce el consumo de sodio en tu dieta  Tan solo 1 cucharadita rasa de sal contiene 2300 mg de sodio.
  • 2. Dejar de fumar  Dejar de fumar puede reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca y mejorar tu salud en general.
  • 3. Reduce el exceso de peso y cuida la cintura  Los hombres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 40 pulgadas (102 centímetros). Las mujeres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 35 pulgadas (89 centímetros).
  • 4. Haz ejercicio regularmente  150 minutos por semana o unos 30 minutos la mayoría de los días de la semana) puede reducir la presión arterial en aproximadamente 5 mm Hg y 8 mm Hg si tienes presión arterial alta.
  • 5. Lleva una dieta saludable  Llevar una alimentación que contenga gran cantidad de cereales integrales, frutas, verduras y productos lácteos con bajo contenido de grasa
  • 6. Reduce el consumo de cafeína  La cafeína puede elevar la presión arterial hasta 10 mm Hg en personas que no la consumen con frecuencia.