Principales beneficios del tomate: un alimento rico en sabor y en nutrientes

El tomate es un alimento muy rico en nutrientes, contiene minerales como potasio, calcio, fósforo entre otros, y antioxidantes, estos últimos son fundamentales para reducir la inflamación, reforzar el sistema inmune y prevenir el envejecimiento celular que lo debilita.

La mejor manera para obtener estos antioxidantes es consumiendo en abundancia frutas y verduras frescas. Los antioxidantes se dividen en tres grupos, polifenoles, carotenoides y vitaminas del grupo C y E.

Los polifenoles protegen la elastina y el colágeno de la piel, que de acuerdo con la doctora Lorea Bagazgoitia, en su libro “Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel”, el colágeno es responsable de la elasticidad y firmeza de la piel.

Así mismo, un artículo publicado por el diario Medical News Today, afirma que los antioxidantes reducen el riesgo de muchas condiciones médicas, como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer; esto sucede al eliminar los radicales libres, que son compuestos dañinos y también los causantes de enfermedades en el cuerpo creados por el estrés oxidativo.

Beneficios del tomate

Aunque normalmente se utiliza como verdura en ensaladas y platos calientes, el tomate es una fruta. Muy utilizado en dietas de adelgazamiento, cada unidad tiene sólo 25 calorías y propiedades diuréticas, además de vitamina C, que mejora el sistema inmunológico y la absorción del hierro en las comidas.

Protección solar

Los nutricionistas explican que los tomates son ricos en licopeno, un antioxidante que ayuda a proteger la piel contra el daño solar. El licopeno hace que la piel sea menos sensible a los daños de la luz ultravioleta, una de las principales causas de las líneas de expresión y las arrugas en la cara.

Piel

Además de la protección, se dice que el consumo regular de tomates ayuda al aspecto de la piel, minimizando los poros dilatados. También ayuda en la curación del acné y las erupciones, e incluso en el tratamiento de pequeñas quemaduras.

Mejora la visión

Con una gran cantidad de vitaminas A y C, nuestra visión también se ve muy beneficiada por el consumo de esta fruta, señalando que los tomates también son capaces de reducir el riesgo de desarrollar cataratas.

Salud ósea

Además de la piel, ayuda a mejorar la masa ósea, y es una gran alternativa para combatir la osteoporosis. Debido a la presencia de vitamina K y calcio, el tomate sigue ayuda a fortalecer y reparar los huesos.

Reduce los problemas capilares

¿Problemas con la apariencia del cabello?, «la acidez y las vitaminas del tomate ayudan a equilibrar los niveles de pH del cabello. Además de fortalecer, proporciona brillo a las hebras opacas, dañadas y sin vida».

Ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre

Los tomates son una fuente del mineral cromo, que puede ayudar a los diabéticos a regular los niveles de azúcar en sangre. «Además, al ser un alimento bajo en calorías, se convierte en un aliado para las personas que intentan perder peso».

Previene el cáncer

Un estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute sugiere que comer más tomates reduce el riesgo de la enfermedad en órganos como: próstata, pulmón, estómago, entre otros.

Mejora el sueño 

Los tomates pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. Según otro estudio, esta vez de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, las personas que consumen más licopeno duermen mejor en comparación con las que no lo hacen.

Reduce la presión arterial

El licopeno, la vitamina C y otros antioxidantes presentes en los tomates son conocidos por mejorar la salud cardiovascular. «Otro factor importante es que los tomates son ricos en potasio, por lo que ayudan a reducir la presión arterial».

Reduce el dolor crónico

Por último y debido a la presencia de agentes antiinflamatorios como los bioflavonoides y los carotenoides, los tomates pueden reducir el dolor crónico. «El consumo de esta fruta ayuda a reducir la inflamación e incluso a aliviar el dolor».

Curiosidades

Si te quemaste bajo el sol puedes aplicar unas rodajas de tomate sobre tu piel afectada y disfrutarás enseguida de su efecto calmante. Otro uso común para curar afecciones como las paperas, es colocar rodajas de tomate verde frito en la zona afectada.

//