Para qué sirve la citronela y cómo utilizarla para la salud

La citronela, conocida científicamente como Cymbopogon nardus o Cymbopogon winterianus, es una planta medicinal con propiedades repelentes de insectos, aromáticas, bactericidas, calmantes y se utiliza ampliamente en cosmética.

Esta planta se puede cultivar en el jardín o en una maceta en la casa, para beneficiarse naturalmente de sus efectos, pero también se puede comprar su aceite esencial ya extraído para obtener sus efectos de forma más práctica y potente.

Propiedades de la citronela

La citronela se utiliza principalmente como aromaterapia o como producto cosmético, ya que cuando se exhalan sus aceites esenciales, promueven algunos beneficios como:

Repelente contra insectos, siendo una buena forma natural de ahuyentar mosquitos, como el Aedes aegypti, moscas y hormigas;

Efecto bactericida y antifúngico, ayudando a mantener la piel limpia y sana;

Ayuda a mantener la casa perfumada y desinfectada, cuando se utiliza en la limpieza;

Facilita la relajación, a través de la aromaterapia, que también ayuda a mantener la concentración;

A nivel medicinal se le atribuyen beneficios antisépticos, es decir, que sirve para tratar y curar las infecciones;

Propiedades antibacterianas, sirve para contrarrestar las bacterias que nos afectan tanto interna como externamente;

Antimicrobianas; antifúngicas, que sirve para combatir los hongos;

Diuréticas, que ayuda en la expulsión de líquidos y es muy práctica para la limpieza del aparato urinario, además de ser un potente antiinflamatorio, antiespasmódico, digestivo y tónico estomacal.

Los beneficios de la citronela también se utilizan en los animales, ya que ayuda a mantener alejados a los insectos y garrapatas, además de calmarlos.

Beneficios de la citronela

Entre los beneficios de la citronela para la salud podemos destacar:

Salud del estómago. Uno de los usos más utilizados de la Cymbopogon nardus es para tratar problemas digestivos y de estómago, dado que gracias a sus propiedades, ayuda en la digestión, en los calambres del estómago y en las infecciones. Esto se debe a las propiedades de la citronela anti bacterianas, antiespasmódicas, digestivas y tónicas.

Dolor de cabeza. La infusión de esta planta es efectiva para tratar el dolor de cabeza, las migrañas y demás. Esto se debe a los principios antiinflamatorios de esta planta.

Cómo utilizar la citronela

Existen diversas formas de usarla. En aceite, en infusión, velas, aceites y desinfectantes. Además de la planta misma en el jardín, huerto o en una maceta en la ventana, para su uso exclusivo como repelente.

Estos productos tienen el extracto de citronela ya concentrado en su composición, en las dosis recomendadas para cada situación, sin embargo, es posible obtener las propiedades directamente de la hoja de citronela, de las siguientes maneras:

Infusión de citronela

La infusión o té de citronela se puede usar tanto para tratar los dolores de estómago, calmar los dolores de cabeza como para tratar de manera externa para calmar las picaduras y golpes.

La misma se prepara con hojas secas en una proporción de una cucharada de hojas secas por cada taza de agua. Hervimos el agua, retiramos del fuego, añadimos la hierba y la dejamos reposar unos 10 minutos.

A continuación podemos servirla sola o, si preferimos, añadimos una cucharada de miel. (Sin Exagerar)

Corta algunas hojas, colócalas en algunos recipientes, espárcelas por la casa e intercámbialas a diario, para perfumar el ambiente y repeler los insectos;

Contraindicaciones de la citronela

El aceite esencial es muy seguro, aunque se debe evitar ingerir. No es tóxico en pocas cantidades, pero no está recomendado su ingesta.

El consumo de citronela en forma de té se describe como de efectos calmantes y reguladores de los trastornos digestivos, sin embargo, como puede tener un efecto irritante, se debe evitar su uso en esta forma. Podría causar alergia, reacciones alérgicas o dermatitis en personas con pieles sensibles. Así que lo mejor es probar primero la reacción en algunas zona del cuerpo.

Las mujeres embarazadas y lactantes deberían consultar a su médico.

Como es muy similar a la hierba de limón o a la melisa, hay que tener cuidado de no confundir estas plantas, que se pueden diferenciar fácilmente por su olor.

La hierba limón tiene un olor dulce que recuerda al del limón, mientras que la citronela tiene un olor muy fuerte, que recuerda al del desinfectante.

//