Para que sirve el tilo y como usarlo correctamente

El tilo es una planta medicinal, también conocida como teja, tejo, texa o tilha, que se utiliza popularmente para tratar diversos problemas de salud, desde ansiedad, dolor de cabeza, diarrea y mala digestión.

Aunque el tilo es una planta originaria de Europa, se puede encontrar en todo el mundo, utilizándose 3 especies principales, Tilia cordata , más común, Tilia platyphyllus y Tilia x vulgaris .

Esta planta medicinal es relativamente fácil de encontrar, estando presente en el mercado y en tiendas de productos naturales en forma de paquetes con flores y hojas secas, que pueden ser solo una especie o una mezcla de las tres.

Principales beneficios del tilo

Según algunos estudios, el tilo parece tener algunos beneficios comprobados y por tanto, puede estar indicado para:

1. Reducir la ansiedad

En algunas investigaciones, se ha demostrado que el té de tilo tiene una acción inhibidora sobre los receptores de benzodiazepinas, lo que significa que puede disminuir la acción del sistema nervioso central, calmando los nervios y ayudando a aliviar los ataques de ansiedad.

Este mecanismo es similar al de las benzodiacepinas de farmacia, que actúan inhibiendo los mismos receptores y que se prescriben para el tratamiento de la ansiedad patológica.

2. Alivia la fiebre

Uno de los efectos más populares del té de tilo es su capacidad para aumentar la sudoración y ayudar a regular la fiebre en casos de resfriados y gripe.

Según algunos estudios, este efecto, conocido como efecto diaforético, se produce por la presencia de sustancias como quercetina, canferol y ácido cumarínico, que estimulan la producción de sudor.

3. Presión arterial más baja

Aunque aún no se conoce el mecanismo de acción del tilo sobre la presión arterial, algunos estudios han observado un efecto directo entre el consumo de té de tilo y la reducción de la presión arterial, especialmente la presión sistólica.

Esta acción puede estar relacionada con la presencia de tilirosida, ácido clorogénico y rutósido. Además, la planta todavía parece ejercer un poder diurético, lo que también facilita la regulación de la presión arterial.

4. Elimina la retención de líquidos

Similar al efecto diaforético del tilo sobre la producción de sudor, la planta también parece aumentar la producción de orina, produciendo una fuerte acción diurética. Cuando esto sucede, el exceso de líquidos se elimina del cuerpo, tratando y previniendo la retención de líquidos.

5. Ayuda a calmar el estómago

La capacidad del tilo para calmar el estómago se conoce desde la antigüedad y, aunque no existe un mecanismo específico que justifique esta acción, es posible que esté relacionada con su acción calmante y ligeramente antiinflamatoria.

6. Reducir la glucosa en sangre

Según estudios realizados con tilo, la planta parece ser capaz de regular los niveles de glucosa en sangre, lo que ayuda en el tratamiento de la diabetes. La mayor parte de este efecto se ha relacionado con la inhibición de la enzima alfa-glucosidasa, que se encuentra en el intestino y ayuda a la absorción de glucosa de los alimentos a la sangre.

Además, el tilo también puede inhibir otra enzima, la alfa-amilasa, que se encuentra en el tracto digestivo y también es responsable de digerir los carbohidratos y transformarlos en azúcares más simples que se pueden absorber.

7. Prevenir la obesidad y el sobrepeso

Además de las enzimas que regulan la absorción de glucosa, el tilo también parece inhibir la acción de la lipasa pancreática, otra enzima responsable de la absorción de grasas. Así, el consumo de tilo puede ayudar a disminuir la absorción de grasas de la dieta, que acaban siendo eliminadas en las heces, ayudando en el control de peso.

8. Eliminar las infecciones por hongos

Aunque es una propiedad menos conocida de la planta, según un estudio de 41 plantas, el tilo tiene acción antifúngica frente a varios tipos de hongos, pudiendo utilizarse como complemento para tratar algunas infecciones fúngicas.

9. Prevenir el cáncer

Además de tener acción antioxidante, que protege a las células de diversos tipos de daño, el tilo también demostró una acción selectiva sobre algunas células tumorales, provocando su muerte sin afectar a las células sanas. Este efecto se relaciona con su rica composición en escopoletina.

Cómo usar el tilo

La forma más popular de usar el tilo es a través del té hecho con sus flores y hojas secas, sin embargo, la planta también se puede usar en la cocina para agregar sabor a algunos platos.

Cómo hacer té de tilo

Añada 1,5 gramos de flores y hojas secas de tilo en 150 mL de agua hirviendo, tape y deje reposar de 5 a 10 minutos. Luego cuele, deje enfriar un poco y beba de 2 a 4 veces al día.

En el caso de niños entre 4 y 12 años, se recomienda reducir la cantidad de tilo a 1 gramo por cada 150 mL de agua hirviendo.

Posibles efectos secundarios

El tilo es una planta muy segura y, por tanto, la aparición de efectos secundarios es bastante rara. Sin embargo, algunas personas parecen ser más sensibles a las flores de tilo y pueden desarrollar síntomas alérgicos como picazón en la piel, estornudos y secreción nasal.

Contraindicaciones para el tilo.

No existen estudios que indiquen las posibles contraindicaciones de esta planta, pero se sospecha que puede tener un efecto tóxico sobre el músculo cardíaco, especialmente cuando se consume en exceso. Por esta razón, el tilo generalmente se desaconseja en pacientes con problemas cardíacos.

Por falta de estudios, y por una razón y seguridad, el tilo tampoco debe usarse en niños menores de 4 años y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

//