Para qué es bueno el té rooibos: Conozca los beneficios de esta bebida

¿Has oído hablar del té rooibos? Todavía no es muy conocido, pero en otros lugares ya es conocido por sus beneficios para la salud. El rooibos, originario de Sudáfrica, es un arbusto rico en nutrientes con conocidas propiedades medicinales y curativas.

Aunque la bebida se conoce y se denomina té rooibos, se considera una infusión. Tiene un sabor ligero y dulce, es muy fácil de preparar y se puede hacer con otros ingredientes para darle más sabor. Por eso el té rooibos es tan apreciado.

Los beneficios del té rooibos

El té de rooibos tiene un alto poder antioxidante y contiene minerales como magnesio, zinc, hierro, calcio, potasio y vitaminas A, C y E. Gracias a estos nutrientes, la bebida tiene una amplia gama de propiedades que aportan beneficios terapéuticos al organismo y ayudan a resolver diversos problemas.

Hidrata y repone los minerales

Por ello, una de las propiedades más interesantes del té rooibos es su capacidad para reponer el cuerpo con minerales esenciales. Esto hace que la bebida sea lo suficientemente poderosa para aquellos que hacen ejercicio o han experimentado deshidratación.

Tiene propiedades antiinflamatorias

El rooibos contiene potentes flavonoides que tienen propiedades antioxidantes. Estos ingredientes tienen varias funciones beneficiosas para el organismo, una de las cuales es relajar los músculos y reducir el dolor y la inflamación gracias a su acción antiinflamatoria.

Aumenta la inmunidad

El alto poder antioxidante del té Rooibos se debe a su alto contenido en la famosa vitamina C y en flavonoides. La vitamina C es responsable de la formación de células protectoras en el organismo. Los flavonoides refuerzan la resistencia del sistema inmunitario y ayudan a combatir las infecciones. Por lo tanto, beber este té hará que el sistema inmunológico sea más resistente y equilibrado.

Prevención del envejecimiento

Otro beneficio de los antioxidantes que aporta este alimento es la prevención del envejecimiento. Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres, que dañan las células al oxidarlas. Esta lucha se traducirá en una reducción de las manchas, las arrugas y el estrés oxidativo de la piel.

Combatir el insomnio

Sus propiedades calmantes y antiinflamatorias ayudan a dormir mejor y a combatir el insomnio. Además, este té no contiene cafeína, lo que facilita su consumo a las personas sensibles a estas sustancias.

Actúa como agente desintoxicante

Beber esta bebida te ayudará a regular el tránsito intestinal, la digestión, la quema de grasas, etc. La desintoxicación mediante el té de rooibos se produce al eliminar las toxinas del cuerpo, ya que contiene compuestos específicos responsables de esta acción.

¿Cómo se prepara el té rooibos?

Ahora que ya conoces los beneficios de este té, ahora aprenderás a prepararlo para que puedas disfrutar de sus beneficios.

El té se sigue elaborando como siempre, pero se le pueden añadir ingredientes secundarios para darle sabor y potenciar sus efectos. Así que puedes probar a hacer un té con jengibre, limón, clavo, canela, etc. Para hacer el té, prepare los siguientes ingredientes:

– Medio litro de agua ;
– 2 cucharadas de rooibos.

Después de separar los ingredientes, primero se hierve el agua. después añada las hojas de rooibos y tape el recipiente. Espere unos 10 minutos para que los nutrientes de las hojas penetren en el agua. Al terminar, simplemente colar y servir en un vaso.

El té de Rooibos puede tomarse caliente o frío, pero es mejor beberlo después del preparado para que se absorban todos los nutrientes antes de que se oxiden.

//