La leche de vaca engorda  ¿Mito o realidad?

A pesar de los grandes beneficios de la leche y sus derivados es un alimento adorado por muchos y odiado por otros y existen muchos mitos sobre su consumo.

Los humanos son la única especie que bebe leche en la edad adulta. El hombre empezó a beber leche de vaca cuando abandonó su vida nómada y comenzó a cultivar la tierra, Como un ser racional y es la única especie que tiene control sobre lo que come o elige comer según lo que necesita.

En el caso de la leche, el hombre eligió beber leche de vaca porque encontró en ella un alimento completo.

Precisamente el interés de los productos lácteos en la dieta humana es su riqueza en calcio. Es uno de los elementos clave para la formación de los huesos y también de los dientes. La Organización Mundial de la Salud reconoce el papel específico de los lácteos en la prevención de la caries.

Los pediatras recomiendan que los niños menores de un año no tomen leche de vaca porque las proteínas y la grasa de la leche de vaca son más difíciles de absorber para un niño, la leche de vaca no contiene suficiente hierro y ácido fólico para cubrir las necesidades de los lactantes. “se recomienda, que hasta los seis meses de edad, es la leche materna y después una leche adaptada“.

Su sistema digestivo de los menores no esta adaptada y puede provocar trastornos digestivos.

La leche engorda

“En el mundo nada engorda, a no ser que se tome en exceso”,

Un vaso de leche entera aporta aproximadamente 170 kcal de nutrientes esenciales para la salud.

Aunque la leche contiene grasas e hidratos de carbono, se considera un alimento de baja densidad calórica debido a su alto contenido en agua, que forma parte de su composición natural.

“Una persona necesita ciertas calorías diarias. Si se superan, se almacenan en forma de grasa. No importa si se hace a través de la leche o de cualquier otro alimento”

Los alimentos de baja densidad energética son aquellos que aportan pocas calorías en relación a su peso o volumen.

“una dieta normal, con la cantidad justa de calorías, no engorda ni adelgaza” Se ha demostrado que la leche ayuda a conciliar el sueño debido a su contenido de calcio y triptófano.

El triptófano es un aminoácido esencial que promueve la liberación de serotonina, el neurotransmisor directamente relacionado con el sueño y el placer.

Que una persona engorde “dependerá de lo que coma y se mueva“. No se puede culpar a la leche, que en general tiene poco valor calórico

los productos lácteos pueden ser importantes en la diversificación de la dieta.

//