¿La alergia a la proteína de la leche de vaca provoca urticaria? mitos y las verdades sobre el APLV

¿Cuáles son los síntomas de la alergia a las proteínas de la leche de vaca? ¿Se puede curar? ¿Cuándo suele aparecer? Son muchas las dudas y los mitos que rodean a esta enfermedad, también conocida por las siglas APLV.

Es muy importante conocer el tema, después de todo, la alergia a la proteína de la leche de vaca es más común de lo que se cree. Afecta a alrededor del 2,5% de los niños menores de 3 años. Al igual que otras alergias alimentarias, se produce cuando el organismo produce anticuerpos contra las proteínas presentes en determinados alimentos, que en este caso sería la leche.

Descubra qué es un mito y qué es verdad.

La alergia sólo presenta síntomas digestivos

Mito: «Los síntomas de la enfermedad pueden ser variados», que los divide en cuatro grupos. Son: cutáneas (enrojecimiento, picor, hinchazón en la boca), gastrointestinales (vómitos, diarrea con sangre, calambres o dolor abdominal), respiratorias (tos, sibilancias, secreción nasal, dificultad para respirar) y cardiovasculares (desmayos, labios morados). Todos estos síntomas suelen aparecer poco después del consumo, pero el especialista menciona que, en algunos casos más específicos, pueden aparecer horas después.

La leche y el contacto con la piel pueden provocar reacciones alérgicas

Verdad. Además de aparecer después de beber leche, también pueden producirse reacciones alérgicas cuando entra en contacto con la piel. Ademas los jabones y a las cremas hidratantes con leche en la composición como otros productos que tienen el potencial de causar APLV.

La APLV es lo mismo que la intolerancia a la lactosa

La diferencia del APLV, la intolerancia a la lactosa no es una enfermedad alérgica. Se produce porque la enzima lactasa está ausente en el organismo de la persona y la lactosa (azúcar de la leche) no puede ser digerida, lo que provoca distensión abdominal, gases y diarrea.

Otra diferencia señalada por el especialista es la ausencia de síntomas cutáneos y respiratorios en la intolerancia a la lactosa, lo que permite incluso el consumo de una pequeña cantidad de leche y productos lácteos. «En la APLV, el consumo de leche y productos lácteos debe eliminarse totalmente, ya que de lo contrario el paciente puede presentar síntomas más graves», añade.

Las personas con APLV pueden consumir leche de otros mamíferos

Mito: Las personas con APLV tienen grandes posibilidades de tener reacciones alérgicas a las proteínas presentes en la leche de otros mamíferos. Con datos de un estudio publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, el especialista añade: «El 90% de los pacientes con APLV también tienen reacciones a la leche de cabra o de oveja.

La manifestación se produce generalmente desde la infancia

Verdad. En general, la alergia se manifiesta con la introducción de la leche en polvo en la dieta en los primeros años de vida.

La enfermedad es incurable

Mito: La alergia es generalmente curable en el primer año de vida, aunque estamos viendo un aumento creciente de niños que siguen siendo alérgicos en la edad escolar. Sin embargo, esto no significa que no merezca la atención de los padres. «Es una enfermedad grave y puede ser mortal en algunos niños», advierte, es fundamental acudir a la atención médica en estos casos, y no estar probando en casa lo que puede estar causando la alergia en los pequeños.

//