La albahaca tiene el poder de alivia los resfríos y el asma

Los compuestos que contiene la albahaca le confieren interesantes efectos sobre la salud del sistema respiratorio.

Su poder antibacteriano, depurativo y antiinflamatorio ayuda a limpiar las vías respiratorias, removiendo las toxinas que suelen ocasionar enfermedades.

Cuenta con un efecto expectorante que contribuye a movilizar las flemas para aliviar problemas como la bronquitis y el asma.

Además, dado que mejora las defensas del cuerpo, es una solución efectiva para hacerle frente a los síntomas de la gripe y el resfriado.

La acción diurética de este té es ideal para apoyar el funcionamiento renal, sobre todo cuando hay acumulación de líquidos y toxinas en los tejidos y deben ser eliminados.

La albahaca para el resfrío

Las infusiones de albahaca resultan muy beneficiosas para fortalecer el sistema inmunológico y para combatir los síntomas del resfriado.

Para aprovechar esta propiedad tienes que preparar una infusión, añadiendo 5 gramos de hojas frescas de albahaca a un litro de agua hirviendo, que mantendrás en ebullición unos dos minutos.

tienes que dejar reposar la infusión 10 minutos tapada y filtrarla a continuación para separar los restos de la planta. Tienes que beber una taza de esta infusión todos los días, al menos durante dos semanas.

también sirve para:

  • Tos: La albahaca es un componente importante para muchos jarabes para la tos y expectorantes ayurvédicos. Ayuda a movilizar el moco en la bronquitis y el asma. Masticar las hojas alivia el resfriado y la gripe.
  • Dolor de garganta: El agua hervida con hojas de albahaca se puede tomar como bebida en caso de dolor de garganta. Esta agua también se puede utilizar para hacer gárgaras.
  • Trastorno respiratorio: Tiene beneficios en el tratamiento de trastornos del sistema respiratorio. Una decocción de las hojas, con miel y jengibre es un remedio eficaz para la bronquitis, el asma, la gripe, la tos y el resfriado. Una decocción de las hojas, clavos y sal marina también da alivio inmediato en caso de influenza. Se deben hervir con medio litro de agua hasta que sólo la mitad del agua quede y tomar.

La albahaca para el asma

Las Hojas de albahaca en combinación con la miel, se usan para curar una condición asmática de forma natural.

Tomar jugo de albahaca en una cucharadita y añadir una cucharadita de miel en ella. Tanto la albahaca y miel tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas que ayuda a curar la inflamación en el interior de la garganta. La miel es un calmante natural que ayuda a reducir la irritación dentro de la garganta. Jugo de albahaca y miel.

Beba esta combinación por lo menos tres veces al día para obtener un alivio temporal del asma.

NOTA

la albahaca no tiene efectos secundarios y no tiene interacción con otros medicamentos químicos u homeopáticos, por lo que te alentamos a consumirla de cualquiera de las formas antes mensioandas.