Graviola o guanábana: conozca sus propiedades y beneficios para la salud

La guanábana o graviola, es una fruta de piel verde, espinosa, pulpa blanca y suave, es un alimento rico en nutrientes, como fibra, vitaminas, antioxidantes y sustancias antiinflamatorias, que aportan muchos beneficios al organismo. Además de sus grandes propiedades nutricionales, la guanábana es muy versátil y puede utilizarse de diversas maneras, tanto en fresco como en zumos, mousses, vitaminas y postres.

Sin embargo, las hojas de guanábana también se pueden utilizar para hacer tés, que son tan eficaces como la pulpa. Estas son algunas de las propiedades de la guanábana y por qué no debe faltar en tu dieta.

Controlar los niveles de azúcar en sangre

La guanábana son una fuente de fibra, que ralentiza la absorción del azúcar y ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre. Además, la guanábana es rica en antioxidantes que protegen las células del páncreas responsables de la producción de insulina, lo que previene el desarrollo de la diabetes.

Tiene propiedades antiinflamatorias

Gracias a la vitamina C y los flavonoides, compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que combaten el exceso de radicales libres, la guanábana ayuda a reducir la inflamación y a prevenir diversas enfermedades.

Reduce la ansiedad y el estrés

Las hojas de guanábana contienen anonaína y asimilobina, compuestos con propiedades relajantes que actúan sobre el sistema nervioso central. Por ello, se recomienda preparar las hojas y consumir el té, que es eficaz para reducir el estrés y la ansiedad.

Fortalece el sistema inmunológico

Como ya se ha mencionado, la guanábana es rica en propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, así como en minerales y vitaminas, que ayudan a fortalecer las células inmunitarias y a prevenir alergias, resfriados y gripe, entre otras enfermedades.

Combate el estreñimiento y favorece la hidratación.

La guanábana ayuda a combatir el estreñimiento y la congestión. Es rica en agua y fibra, lo que favorece el movimiento natural del intestino. Su alto contenido en agua también contribuye a la hidratación de las células y favorece el buen funcionamiento del organismo.

//