¿Es posible utilizar ingredientes naturales para cepillarse los dientes?

Hay varias recetas de pastas dentales caseras en Internet, y muchos se preguntan si pueden ser realmente efectivas a la hora de cepillarse los dientes. La respuesta es negativa: no se recomienda utilizar ingredientes caseros para la higiene dental, sino seguir siempre la recomendación del dentista y adquirir formulaciones que hayan sido estudiadas y que presenten seguridad y eficacia a la hora de cuidar la salud bucal.

Esto vale tanto para a las recomendación de usar bicarbonato de sodio para blanquear los dientes, de hecho puede causar problemas dentales en el futuro.

Además, tampoco se recomienda el uso de otros ingredientes que no puedan dañar tus dientes, pero no pueden limpiar tus dientes de la forma más adecuada. Precisamente por eso son importantes las pastas dentales, ya que llevan formulaciones específicas, así como el agregado de flúor, que ayuda a fortalecer los dientes en el proceso de remineralización dental.

Nunca debemos intentar hacer pastas dentales caseras. Hay varios ingredientes que pueden ser perjudiciales para la salud de los dientes y pueden causar daños irreversibles. Siempre es importante seguir la recomendación del dentista.

A continuación se muestran algunos ingredientes comunes, pero no deben usarse en casa para cepillarse los dientes:

Bicarbonato: Aunque está presente en algunas formulaciones de pastas dentales, el uso puro y casero del bicarbonato para cepillarse los dientes puede desgastar el esmalte dental, ya que es un abrasivo, provocando sensibilidad y fragilidad en los dientes.

 Por lo tanto, si desea utilizar este compuesto, utilícelo solo si está presente en las pastas dentales industrializadas, ya que esta es la única forma de medir la seguridad del producto.

Limón: excelente para la salud, el limón es un problema para los dientes, si se usa tópicamente. Debido a que el limón tiene un pH ácido, puede causar desgaste del esmalte dental, lo que resulta en hipersensibilidad dental.

Vinagre: erróneamente, algunas personas intentan utilizar vinagre para blanquear sus dientes. Además de no funcionar, el vinagre también tiene un pH ácido, lo que puede llevar a la erosión de los dientes, resultando también en hipersensibilidad, que interfiere al consumir alimentos fríos o calientes.

Cepillarse bien los dientes es fundamental

Es imprescindible visitar al dentista con regularidad, es decir, cada seis meses. El profesional podrá evaluar toda la boca y descubrir un problema temprano en las encías o dientes, tratando y previniendo que evolucione algo mal.

Sin embargo, es en la vida cotidiana donde realmente se da la verdadera prevención: para mantener una buena salud bucal es importante cepillarse los dientes después de cada comida, así como usar hilo dental o cinta adhesiva, complementando la higiene con un enjuague bucal.

//