El sexo oral puede causar una infección común en la vagina.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, identificó que el sexo oral sin el uso de condones puede ser una de las causas de la vaginosis bacteriana , una condición que afecta aproximadamente al 20% de las mujeres en todo el mundo.

También llamada VB, esta infección es uno de los tipos más comunes de vulvovaginitis , responsable de provocar una secreción blanco grisácea con un olor fuerte, similar al olor a pescado, además de irritación vaginal, prurito y dolor al orinar.

Según los científicos, la relación entre el sexo oral y la vaginosis bacteriana puede explicarse por la bacteria Fusobacterium nucleatum , que es uno de los microorganismos más presentes en la boca humana. Durante los análisis, se observó que el microbio aceleraba e intensificaba el crecimiento de bacterias causantes de la infección vaginal.

Beneficios del descubrimiento

El descubrimiento realizado por científicos estadounidenses puede ayudar a la hora de diagnosticar complicaciones ginecológicas. Esto se debe a que cada tipo de infección vaginal requiere un tratamiento específico, de modo que se detengan los síntomas y se descubra la causa, evitando que el problema vuelva a aparecer.

Aunque no se considera grave, la vaginosis bacteriana, si no se trata adecuadamente, puede generar una serie de complicaciones para el organismo femenino. El desequilibrio de la flora vaginal hace que el cuerpo sea más vulnerable a las infecciones de transmisión sexual (ITS) y las infecciones urinarias. Los estudios también han asociado la VB con el parto prematuro en mujeres embarazadas.

Cómo tener sexo oral de forma segura

El uso de condones todavía se asocia solo como una forma de prevenir embarazos no deseados. Sin embargo, los expertos afirman que debe utilizarse en todas las relaciones sexuales, haya o no penetración (vaginal o anal), ya que es el principal medio de prevención de las ITS.

A la hora de realizar sexo oral en hombres, se recomienda el uso de condones masculinos desde el principio, ya que no es solo el semen liberado durante la eyaculación el que puede transmitir enfermedades: la piel del pene puede contener lesiones, como verrugas y otras que no se ven a simple vista. que puede transmitirse o desencadenar otras enfermedades.