El agua de limón: ¿realmente adelgaza?

El agua de limón es una gran herramienta para ayudar a perder peso, ya que tiene pocas calorías y es una fuente de fibra, contribuyendo al control del hambre. También es una bebida diurética, que hace que el cuerpo elimine la acumulación de líquidos, ayudando a deshincharse.

Aunque el agua de limón no aumenta la quema de grasa en el cuerpo, es una bebida rica en nutrientes antioxidantes que ayudan al cuerpo a eliminar toxinas, facilitando el proceso de pérdida de peso. Esta bebida también limpia el paladar, ayudando a reducir el deseo de comer alimentos dulces, que pueden engordar o perjudicar la dieta.

Aunque el agua con limón es un gran complemento para ayudar a perder peso, no sustituye a la necesidad de seguir una dieta baja en calorías, ni al ejercicio regular.

Cómo utilizar el agua de limón para perder peso

Una forma de utilizar el agua de limón para ayudar a perder peso es exprimir 10 gotas de limón en un vaso de agua tibia y beberla enseguida, sin añadir azúcar. Debe hacerlo después de levantarse con el estómago vacío, unos 30 minutos antes de desayunar.

El agua de limón también se puede tomar antes de las comidas principales, pero con agua fría, ya que hará que el cuerpo tenga que gastar más energía para calentar el agua, ayudando a perder peso.

Para obtener estos beneficios, basta con elegir una de las siguientes sugerencias:

1, Exprime 10 gotas de limón en un vaso de agua y bébelo media hora antes del desayuno, antes de la comida y de la cena;

2, Añadir 140 g de zumo de pulpa de limón en 2L de agua y beber a lo largo del día;

3, Poner 1 limón en rodajas en la botella de agua y beberla a lo largo del día;

4, Añade una cucharada de zumo de limón en una ensalada de frutas y tómala como postre en la comida o la cena;

5, Añade la ralladura de 1 limón en 1 taza de té con agua caliente o tu té favorito.

Otra opción para consumir la bebida, es agregar cáscara de jengibre al agua con limón, ya que esta raíz también tiene propiedades que aumentan la quema de grasa en el cuerpo, ayudando en la pérdida de peso.

Además, sustituir otro tipo de bebidas más calóricas o azucaradas por agua con limón también ayuda a reducir las calorías de la dieta, favoreciendo la pérdida de peso.

Beneficios del agua de limón

Además de ayudar en la pérdida de peso, el agua con limón puede aportar otros beneficios para la salud, como:

–  Fortalece el sistema inmunológico, previniendo enfermedades como los resfriados y la gripe;

  Ayuda al organismo a absorber el hierro presente en las verduras, como las espinacas, y las legumbres, como las judías;

–   Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo;

  Evitar enfermedades como el cáncer y el envejecimiento prematuro;

  Disminuye el cansancio, aumentando la energía y la concentración;

  Disminuir la presión arterial alta;

  Equilibrar la glucosa en la sangre, evitando la diabetes.

Además de los beneficios del agua de limón, añadir cáscara de limón a la bebida ayuda a equilibrar la ansiedad y el estrés, porque la cáscara contiene aceites esenciales que son calmantes, ayudando a controlar la compulsión y el deseo de comer alimentos calóricos que pueden promover el aumento de peso.

Cuándo evitar el agua con limón

A pesar de todos los beneficios del agua de limón, la bebida debe evitarse antes de la exposición al sol, ya que el limón contiene un aceite natural que puede causar irritación y ardor en la piel y los labios al entrar en contacto con la luz solar.

Al ser un alimento ácido, la ingesta diaria de agua de limón puede provocar cambios en el brillo y el color de los dientes. Para evitarlo, basta con enjuagarse la boca con agua corriente justo después de beberlo, o utilizar una pajita. Además, las personas alérgicas al limón deben evitar el agua con limón.

Aunque no causa gastritis, el agua de limón también debe evitarse en quienes tienen gastritis, reflujo o intestino irritable y sienten molestias al consumir la bebida.

Esto se debe a que, aunque el limón no provoca estos problemas, puede causar irritación en el estómago o el intestino de algunas personas, intensificando los síntomas.

//