Dolor en el lado izquierdo y debajo de la costilla: qué puede ser y qué hacer

El dolor en el lado izquierdo y por debajo de la costilla suele estar relacionado con una infección, inflamación o lesión en algún órgano situado en el lado izquierdo del cuerpo como el corazón, el estómago, el páncreas, el pulmón y el riñón izquierdo, lo que provoca algunas enfermedades benignas y tratables como la costocondritis, la gastritis o los cálculos renales.

Estos órganos, cuando se ven afectados, pueden provocar un dolor en el lado izquierdo, debajo de la costilla, que puede tener una aparición repentina e ir acompañado de otros síntomas como náuseas, vómitos, dificultad para respirar o dolor que aumenta al moverse, toser o estornudar.

Sin embargo, este dolor también puede ser un signo de un problema respiratorio y, en los casos más graves, puede indicar un ataque al corazón. siempre que el dolor sea muy intenso o tarde más de dos días en aliviarse, es aconsejable acudir a un médico para identificar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado.

Las principales causas de dolor en el lado izquierdo por debajo de la costilla son:

1. Costocondritis

La costocondritis es una inflamación del cartílago que conecta las costillas con el esternón, que es un hueso que se encuentra en el centro del pecho y es responsable de sostener la clavícula y la costilla.

Esta inflamación puede producirse, a causa de una infección, un traumatismo físico o la artritis, provocando síntomas similares a los de un infarto, como un dolor agudo en el lado izquierdo del pecho, una sensación de presión debajo de la costilla izquierda, dolor en más de una costilla o un dolor que aumenta cuando la persona respira o tose.

Qué hacer: descansar, aplicar una compresa caliente en la zona y evitar movimientos que puedan empeorar el dolor, como cargar objetos pesados o hacer deporte. Es importante acudir a un médico que pueda recetar antiinflamatorios como el ibuprofeno o el naproxeno, y también fisioterapia con ejercicios de estiramiento. En caso de que los síntomas vayan acompañados de falta de aire, dolor que se irradia al brazo o al cuello, hay que buscar atención médica lo antes posible o el servicio de urgencias más cercano, porque puede ser un signo de infarto.

2. Pericarditis

La pericarditis es una inflamación del pericardio, una membrana llena de líquido que rodea el corazón, y cuando se inflama, puede causar dolor en el lado izquierdo, debajo de la costilla, que suele empeorar al acostarse.

Esta inflamación del pericardio puede producirse debido a una infección, como la neumonía o la tuberculosis, el lupus y la artritis reumatoide, la radioterapia del tórax o el uso de fármacos como la fenitoína, la hidralazina o la fenilbutazona, por ejemplo.

Qué hacer: ante la presencia de síntomas sugestivos de pericarditis, hay que consultar al cardiólogo, que puede indicar el uso de antiinflamatorios como el ibuprofeno, la colchicina o los corticoides, para reducir la inflamación y el dolor, o de antibióticos como la amoxicilina o la ciprofloxacina, por ejemplo, en los casos en que la pericarditis haya sido causada por una infección.

Además, en los casos más graves, el médico puede realizar una intervención quirúrgica denominada pericardiocentesis para eliminar el exceso de líquido inflamado o una pericardiectomía para eliminar parte del pericardio.

Pericarditis

3. Pancreatitis

La pancreatitis es una inflamación del páncreas, una glándula situada detrás del estómago y encargada de producir enzimas digestivas y hormonas como la insulina, el glucagón y la somatostatina.

Esta inflamación en el páncreas puede provocar un fuerte dolor en el lado izquierdo, debajo de la costilla, que puede irradiarse a la espalda, además de otros síntomas como náuseas, vómitos o fiebre.

En general, la causa más común de pancreatitis es el consumo excesivo de alcohol, pero también puede producirse debido a infecciones víricas como las paperas o el sarampión, cálculos biliares, fibrosis quística o el uso de medicamentos como la liraglutida, el losartán o los corticosteroides, por ejemplo.

Qué hacer: hay que consultar a un médico o a un gastroenterólogo para que el paciente sea ingresado en el hospital y se inicie el tratamiento más adecuado. En los casos más graves, el médico puede realizar una intervención quirúrgica. Además, es importante hacer cambios en la dieta, evitando los alimentos grasos, y tomar suplementos de enzimas pancreáticas según la recomendación del médico.

4. Pleuresía

La pleuresía, también conocida como pleuritis, es una enfermedad en la que la pleura, una membrana que recubre los pulmones, se inflama, y cuando esta inflamación se produce en el pulmón izquierdo puede causar dolor en el lado izquierdo, debajo de la costilla, que empeora al respirar, toser o estornudar, así como otros síntomas como sensación de falta de aire, dificultad para respirar o fiebre.

Esta inflamación de la pleura puede estar causada por una neumonía bacteriana, un cáncer de pulmón o un infarto pulmonar.

Qué hacer: consultar al neumólogo o al médico de cabecera que debe indicar un tratamiento antiinflamatorio, como el ibuprofeno o el naproxeno, para reducir el dolor y aliviar las molestias, así como antibióticos para tratar la neumonía, o anticoagulantes en caso de infarto pulmonar. El médico también puede indicar el uso de broncodilatadores para ayudar a mejorar la respiración y disminuir la falta de aire.

5. Cálculos renales

Los cálculos renales se producen cuando los depósitos de calcio y sal endurecidos se convierten en piedras en el interior de los riñones, impidiendo el paso de la orina y provocando normalmente un dolor en la parte baja de la espalda que puede irradiarse hacia delante y causar dolor en el lado izquierdo, debajo de la costilla, si el cálculo está en el riñón izquierdo.

Además, puede haber otros síntomas como dolor o ardor al orinar, náuseas, vómitos, fiebre de más de 38°C o sangre en la orina.

Los cálculos renales son más comunes en los hombres adultos, pero también pueden aparecer en mujeres y niños, y una de sus principales causas es la baja ingesta de líquidos.

Qué hacer: buscar atención médica en el hospital para tomar analgésicos directamente en la vena para aliviar el dolor. En algunos casos, el médico puede realizar una intervención quirúrgica, como la litotricia, la ureteroscopia o la nefrolitotomía, para extraer o romper el cálculo en trozos más pequeños que se eliminen con la orina. Además, es importante aumentar la ingesta de agua para facilitar la eliminación o formación de cálculos renales.

6. Gastritis

La gastritis es una inflamación del revestimiento del estómago que puede causar dolor en forma de punzadas en el lado izquierdo, debajo de la costilla, así como una sensación de ardor en el estómago, náuseas, digestión lenta con sensación de estómago lleno o eructos frecuentes.

Esta inflamación puede estar causada por la infección con la bacteria H. pylori, el uso de medicamentos antiinflamatorios que dañan el revestimiento del estómago o el consumo excesivo de alcohol.

Qué hacer: Debe llevar una dieta más ligera, que incluya verduras y frutas cocidas, carnes sin grasa cocinadas sin demasiados condimentos, beber sólo agua y evitar alimentos y bebidas que puedan irritar más la mucosa del estómago, como el café, el chocolate, las bebidas alcohólicas y los refrescos.

Además, debe consultar a su gastroenterólogo, que puede solicitar una endoscopia para confirmar el diagnóstico e indicar un tratamiento con fármacos protectores del estómago.

//