Descubre los beneficios y propiedades de las semillas de sandía

En el verano la jugosa sandía es uno de los alimentos favoritos de la temporada. La sandía es una fruta extremadamente hidratante, que contiene alrededor de un 92% de agua y está enriquecida con muchas vitaminas y minerales esenciales.

El fruto también contiene muchas semillas, que normalmente no se utilizan y se desechan después de su consumo.

Pero, ¿sabías que estas pequeñas semillas negras son realmente ricas en nutrientes?

Las semillas de sandía tienen propiedades mágicas. Tienen pocas calorías y contienen muchos micronutrientes beneficiosos para la salud, como:

*   Cobre
*   zinc
*   potasio
*   magnesio
*   hierro
*   folato (B9)

Entre otros

Algunos de estos beneficios son

Bueno para el corazón y el sistema inmunológico

Las semillas de sandía también se asocian a un aumento de la inmunidad y a una mejor salud. Debido a la presencia de magnesio, estas semillas también pueden tratar la presión arterial alta, que está directamente relacionada con la salud del corazón.

El consumo diario de semillas de sandía con moderación ayuda a mejorar la salud del corazón y a mantener la presión arterial.

Fortalece los huesos

Las semillas de sandía contienen muchos minerales como: Cobre, Manganeso y el potasio. Estos minerales, junto con otros micronutrientes, contribuyen a la salud de los huesos.

Las semillas se asocian al fortalecimiento de los huesos y a la mejora de la densidad ósea.

Aumenta el metabolismo

Las semillas de sandía también contienen nutrientes como: Folato, hierro, zinc, cobre, magnesio, potasio. Se consideran muy nutritivos porque son ricos en aminoácidos, proteínas y vitaminas del grupo B. Juntos, estos nutrientes ayudan a acelerar el metabolismo del cuerpo.

Fuentes de grasas «buenas»

Las semillas de sandía son una buena fuente de ácidos grasos saludables, como el ácido oleico y el ácido linoleico, que son necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Buena opción para diabéticos

Estas semillas pueden ayudar a controlar la diabetes. Se sabe que reducen los niveles altos de azúcar en sangre, por lo que pueden ser una buena opción en la dieta.

Excelente para la piel

El aceite de semillas de sandía se utiliza a menudo como ingrediente principal en productos cosméticos que hacen maravillas en el tratamiento del acné y de los signos de envejecimiento.

 –  Las semillas contienen antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.
 –  Comerlas puede dar a tu piel un cutis resplandeciente.
 –  Para tener una piel sana, añade algunas semillas a tu dieta diaria.
 –  Gracias a la presencia de ácidos grasos, previene la sequedad e hidrata la piel dañada.

Ayuda a la calidad del cabello

Las semillas contienen hierro y proteínas que mejoran la estructura y la calidad del cabello. Ayudando a fortalecer las hebras y a estimular el crecimiento del cabello.

Ricas en magnesio, mantienen el cabello sano y evitan su caída y deterioro.

Cómo se utiliza

Tal vez te preguntes cómo utilizar las semillas de sandía en el día a día.

–  Secar las semillas de sandía y tostarlas en una sartén;
–  Guárdelos en recipientes herméticos.

Pueden ser un tentempié saludable que te aportará una nutrición extra a lo largo del día. También puede añadirlas a las ensaladas o procesarlas para convertirlas en polvo.

//