Conoce los beneficios del aceite de girasol y cómo utilizarlo

El aceite de girasol es un aceite vegetal, ya que se obtiene por prensado en frío de la semilla de girasol. Por lo tanto, es rico en vitamina E, que es un excelente antioxidante, así como en omegas 3, 6 y 9. Así, por su composición, el aceite de girasol tiene propiedades antioxidantes, calmantes de la piel, antiinflamatorias y curativas.

Los principales beneficios para la salud del aceite de girasol son:

-Protege las células del organismo al ser rico en vitamina E;

-Ayuda a la formación de hormonas importantes para el buen funcionamiento del organismo

-Combate los problemas degenerativos

-Mejora la salud cardiovascular;

-Ayuda a controlar el colesterol en sangre

-Previene el envejecimiento prematuro;

-Promueve la hidratación de la piel y el cabello, cuando se aplica directamente.

A pesar de estos beneficios, el aceite de girasol es una grasa que tiene muchas calorías y por ello hay que consumirlo con moderación, siendo recomendable añadir 2 cucharadas de aceite de girasol a los platos salados como la pasta y los guisos, siempre después de que estén listos.

Datos nutricionales del aceites de girasol

Todos los aceites de girasol son 100% grasos y contienen vitamina E, un nutriente liposoluble que protege las células de los daños relacionados con el envejecimiento.

Valor nutricional

-Carlorías: 899 kcal

-Grasas: 99,90 gramos

-Sodio: 0 mg

-Carbohidratos: 0 gramos

-Fibra: 0 gramos

-Azúcares: 0 gramos

-Proteínas: 0 gramos

También posee vitamina A y un gran aporte de vitamina E, aunque para que sea aprovechada se debe tomar en crudo

Los aceites de girasol no contienen proteínas, carbohidratos, colesterol ni sodio.

Posibles beneficios

Todos los supuestos beneficios del aceite de girasol se asocian a las variedades con alto contenido en ácido oleico, en particular las que contienen un 80% o más de ácido oleico.

Algunas investigaciones sugieren que una dieta rica en ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico, puede ayudar a reducir los niveles de colesterol alto y por tanto, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Un estudio realizado en 15 adultos sanos descubrió que los que siguieron una dieta rica en aceite de girasol alto oleico durante 10 semanas presentaban niveles significativamente más bajos de colesterol LDL (malo) y triglicéridos en sangre, en comparación con los que siguieron una dieta que contenía una cantidad similar de grasas saturadas.

Otro estudio realizado en 24 personas con niveles elevados de lípidos en sangre observó que el consumo de una dieta con aceite de girasol alto oleico durante 8 semanas provocó un aumento significativo del colesterol HDL (bueno), en comparación con una dieta sin aceite de girasol.

Esto permite etiquetar el aceite de girasol alto oleico como un alimento que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas cuando se utiliza en lugar de las grasas saturadas.

Antioxidante

Su alto contenido en vitamina E protege al organismo contra los radicales libres, al tiempo que ayuda a prevenir el cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Previene las enfermedades cardiovasculares

El aceite de girasol contiene ácidos grasos poliinsaturados, entre ellos el ácido linoleico (omega 6), que ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos en la sangre. Además, estas sustancias no son producidas por el cuerpo y deben ser adquiridas a través de la dieta.

Antiinflamatorio

Es un producto que ayuda a combatir la artritis y los dolores articulares y óseos.

Beneficios para la piel

El consumo de aceite de girasol aporta vitaminas y antioxidantes que protegen la piel contra los rayos del sol. También ayuda a retener la humedad en la piel y contribuye a la formación de elastina y colágeno.

Cómo utilizarlo

El aceite de girasol puede utilizarse en las recetas, en el momento de preparar los alimentos o para aliñar ensaladas u otros alimentos fríos. Sin embargo, si se consume aceite de girasol sin conservantes, es importante que no se caliente demasiado, ya que en este caso es posible la degradación de los componentes del aceite.

Además de en la alimentación, el aceite de girasol también puede utilizarse en productos para el cuidado del cabello y la piel, ya que es posible aprovechar los beneficios del aceite de girasol.

Además, también puede utilizarse para la producción de jabones.

//