Conoce los alimentos que contienen potasio y sus beneficios que debes conocer

Cuando se trata de nutrientes y sustancias esenciales para el buen funcionamiento del organismo, el potasio es uno de los primeros de la lista. Debido al papel que desempeña en el sistema nervioso, los músculos y el corazón, llevar una dieta rica en este nutriente confiere varios beneficios para la salud.

Al ser un elemento de origen mineral, el potasio es uno de los principales componentes presentes en las células del organismo y desempeña un papel clave en la síntesis de ácidos nucleicos y proteínas, la producción de energía, el ritmo cardíaco, la contracción muscular y la conducción nerviosa.

Algunos de los principales beneficios probados del potasio son

– El potasio ayuda a regular la presión arterial

– Disminuye la retención de líquidos

– Previene el ictus (accidente vascular cerebral)

– Previene los calambres

El potasio es también un gran aliado del corazón. Junto con el sodio, es esencial para la contracción muscular, ayudando a mantener el ritmo cardíaco normal. Debido a su papel en la contracción muscular, el potasio también ayuda a los procesos de digestión y a las funciones musculares.

Alimentos ricos en potasio

Aunque no existe una ingesta diaria recomendada (IDR) de potasio, los expertos recomiendan entre 2,5 y 3,5 microgramos al día. Este nutriente puede encontrarse en numerosos alimentos, como carnes, algunos tipos de pescado, frutas, verduras y legumbres.

Algunos alimentos ricos en potasio son:

Semillas de girasol tostadas
Aguacates
Almendras
Espinacas
Patata
Remolacha
Naranja
Leche de cabra
Agua de coco
Plátano
Brócoli
Apio
Yogur desnatado

Camote, Pescado, Sandía y el Camote

A partir de una dieta saludable, es posible mantener el equilibrio del potasio en la sangre y el de otros nutrientes esenciales como el sodio, el magnesio y el hierro.

Este mineral es importante para fortalecer los huesos

¿Sabías que el potasio también ayuda a fortalecer los huesos y los dientes del cuerpo? Esto se debe a que combate los ácidos (como el oxálico y el fítico) que «roban» el calcio de los huesos. Por lo tanto, es importante mantener una dieta rica en este mineral para mantener una buena densidad ósea.

El potasio ayuda a aliviar el dolor, como los calambres y las cefaleas

Como ya se ha mencionado, el potasio es un mineral muy importante para el buen funcionamiento de los músculos. Por lo tanto, también influye directamente en el alivio del dolor relacionado con la contracción muscular, como los calambres (muy comunes en los deportistas) y las migrañas causadas por la tensión del músculo de la cabeza. A menudo, las personas que sufren regularmente estos dolores tienen una falta de potasio en el organismo.

El mineral es importante para la función renal y el control del agua en el cuerpo

El potasio también es importante para controlar los niveles de agua en el cuerpo. Actúa como una especie de isotónico, regulando la entrada y salida de fluidos. Cabe destacar que el dúo sodio y potasio es fundamental en este sentido: mientras el primero actúa reteniendo líquidos, el segundo contribuye a la excreción. En otras palabras, ambos trabajan juntos para mantener el equilibrio hídrico en el organismo.

El potasio también ayuda al funcionamiento del sistema nervioso

Al igual que las vitaminas del grupo B -conocidas por ayudar directamente al sistema nervioso-, el potasio también es un nutriente importante en este aspecto. Ayuda en la comunicación de las neuronas, siendo fundamental para el buen funcionamiento de la mente es decir, es importante para la memoria, la oxigenación del cerebro e incluso para la prevención de problemas como los accidentes cerebrovasculares.

Hipocalemia e hipercalemia

Cuando el cuerpo tiene niveles bajos de potasio, algunos síntomas frecuentes son debilidad muscular, calambres, fatiga, cambios en el corazón, anorexia y apatía mental. En estos casos, la hipocalemia (condición caracterizada por la deficiencia de nutrientes) suele estar causada por la pérdida excesiva de potasio a través de la orina o del tracto gastrointestinal, en presencia de vómitos y diarrea.

La hiperpotasemia, por su parte, se refiere a niveles elevados de potasio en la sangre, normalmente por encima de 5,5 mmol/L (mEq/L). Esta afección puede estar relacionada no sólo con un aumento del nivel de este nutriente en la sangre, sino con la liberación excesiva de potasio de las células al torrente sanguíneo.

Estos niveles elevados también pueden producirse como resultado de un problema en los riñones, los órganos responsables de eliminar el exceso de potasio del cuerpo. Los expertos afirman que las personas mayores corren un mayor riesgo de sufrir hiperpotasemia porque sus riñones son menos eficientes a la hora de eliminar el potasio del cuerpo a medida que envejecen.

Algunos síntomas comunes de las personas con hiperpotasemia son náuseas, vómitos, pulso lento o débil y ritmo cardíaco irregular.

Suplemento de potasio

Para las personas que no tienen suficiente potasio en su dieta habitual, normalmente debido a una enfermedad o al uso de una determinada medicación, se puede recomendar el uso de suplementos para mantener el equilibrio del nutriente en la sangre y evitar problemas de salud. Sin embargo, la administración de suplementos de potasio debe ser guiada por un médico o nutricionista.

//