clorhidrato de DOPAMINA: Qué es y para qué sirve

El Clorhidrato de dopamina es un remedio inyectable, indicado en estados de choque circulatorio, como choque cardiogénico, post-infarto, shock séptico, choque anafiláctico y retención hidrosalina de diversa etiología.

Este medicamento debe ser administrado por un profesional de la salud capacitado directamente en la vena.

Cómo funciona

La dopamina es un medicamento que actúa mejorando la presión arterial, la fuerza de la contracción del corazón y latidos del corazón en situaciones de choque severo, en situaciones donde la caída en la presión arterial no se resuelve cuando se administra sólo suero por la vena.

En caso de choque circulatorio, clorhidrato de dopamina actúa estimulando las arterias a contraerse, aumentando así la presión arterial. La hora de inicio de la droga es de unos 5 minutos.

Cómo usar

Este medicamento es un inyectable que debe ser administrado por un profesional de la salud, según un consejo médico.

Quién no debe usar

Clorhidrato de dopamina no debe administrarse a personas con feocromocitoma, que es un tumor en la glándula suprarrenal, o con hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, hipertiroidismo o con antecedentes recientes de arritmias.

Por otra parte, tampoco debe ser utilizado por mujeres embarazadas sin consejo médico.

Posibles efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios que pueden ocurrir con el uso de clorhidrato de dopamina son arritmia ventricular, latidos ectópicos, taquicardia, dolor anginoso, palpitación, alteraciones de la conducción cardíaca, complejo QRS extendido, bradicardia, hipotensión, Hipertensión, vasoconstricción, dificultades respiratorias, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, ansiedad y piloerección.