Beneficios y contradicciones del eucalipto para la salud

El eucalipto es un árbol con un intenso aroma y muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud. Es importante conocerlas, porque así podemos utilizar esta planta y obtener muchos beneficios para nuestro organismo y nuestra salud en general.

El eucalipto es originario de Australia, pertenece a la familia de los mirtos y se conocen más de 450 especies de eucalipto, que pueden superar los 30 metros de altura. Las hojas de eucalipto son perennes y blancas, pero hay que decir que su aroma es el más llamativo. Las flores son blancas y pequeñas, pero el fruto es grande y contiene muchas semillas.

El eucalipto es un árbol de rápido crecimiento con una amplia gama de usos, desde la fabricación de papel hasta la industria farmacéutica.

Los beneficios del eucalipto

Ahora que sabemos un poco más sobre este árbol, es el momento de ver los beneficios que podemos obtener de él. Así podemos ver y conocer los problemas de salud que puede ayudar a resolver y utilizarlo en nuestros hogares para disfrutar de una mejor salud y calidad de vida.

Propiedades astringentes y curativas: El eucalipto nos proporciona la resina roja que se utiliza por sus propiedades astringentes y curativas. Si tenemos heridas, un poco de esta sustancia resinosa ayudará a que se curen más rápidamente.

Resfriados: el aceite esencial que se puede extraer de las hojas de eucalipto es muy bueno para tratar los resfriados, pero también podemos comprar hojas secas que podemos cocinar y tomar como infusión. Por otro lado, estas mismas infusiones también pueden utilizarse para abrir las vías respiratorias en caso de resfriado. Las inhalaciones son más adecuadas para las familias pequeñas y los adultos.

Contraindicaciones

Las hojas de eucalipto no tienen contraindicaciones en sí mismas, pero si tiene problemas con los preparados de aceite de eucalipto, debe tomar algunas precauciones.

Embarazo: es seguro para el bebé en crecimiento, pero puede interferir en el proceso de lactancia.

Niños: si son menores de 2 años, no se recomienda el té de eucalipto, especialmente si tienen problemas de asma, ya que son más sensibles.

Gastritis: como puede causar irritación estomacal, no se recomienda a las personas con problemas de estómago.

Problemas renales: El aceite de eucalipto puede causar problemas renales ya que es tóxico para el hígado y no debe utilizarse en casos de insuficiencia renal o problemas similares

//