Astilla en el dedo: pasa si se queda en la piel y cómo quitarla

Es muy común sentir una molestia o incluso un ligero dolor en el dedo después de manipular un objeto de madera. Esto se debe probablemente a que una pequeña y puntiaguda astilla, que ha penetrado en la piel del dedo.

Por lo general, al tratarse de un trozo de madera pequeño y fino, la astilla puede penetrar en la piel muy fácilmente, perforando la capa externa, la epidermis.

Señales y síntomas:

– Un pequeño punto o línea debajo de la piel, normalmente en las manos o en los pies.

– Si sientes que hay algo incrustado debajo de la piel.

– Dolor en el área donde está la astilla.

– Enrojecimiento, inflamación, calor o pus (señales de infección).

¿Cómo se quita una astilla?

Según los especialista, en primer lugar «es fundamental esterilizar los objetos y limpiar las manos y la región herida con alcohol 70».

Si es posible, la astilla puede retirarse con unas pinzas estériles o con cinta adhesiva. En ambos casos, la astilla se extrae tirando de la piel. En caso de que estos métodos no funcionen, «el propio organismo querrá expulsarlo«, explican.

¿Qué pasa si no me quito la astilla?

Normalmente, el cuerpo puede expulsar la astilla de forma natural, mediante la renovación de la piel. Sin embargo, «el problema es que la púa está contaminada por hongos o bacterias. Con esto, puede generar infecciones».

Si está contaminada, la púa provocará una infección en el lugar de la herida, lo que puede causar más dolor e incluso sangrado en la piel y fiebre en los peores casos. Además, dependiendo de la gravedad de la lesión y de la contaminación de la púa, pueden provocarse enfermedades como el tétanos y los abscesos.

Para evitar la inflamación, es fundamental limpiar la zona lesionada con agua y jabón, y esterilizar cualquier material que se utilice para extraer la astilla.

Si se queda en la piel y provoca una inflamación, lo ideal es buscar ayuda médica en las primeras 48 horas para evitar que el caso empeore.

//