Arándano: qué es, para qué sirve y cómo usarlo

El arándano, también conocido como arándano rojo, es una fruta que tiene varias propiedades medicinales, pero se utiliza principalmente para el tratamiento de infecciones urinarias recurrentes, ya que puede prevenir el desarrollo de bacterias en el tracto urinario.

Sin embargo, esta fruta también es muy rica en vitamina C y otros antioxidantes que pueden ayudar en el tratamiento de otros problemas de salud como la gripe o los resfriados.

El arándano se puede comprar en su forma natural en algunos mercados y ferias, pero también se puede comprar en tiendas de productos naturales y algunas farmacias en forma de cápsulas o jarabes para la infección urinaria.

El arándano para que sirve:

El arándano está indicado principalmente para:

  • Ayuda en el tratamiento de infecciones urinarias;
  • Prevenir la formación de cálculos renales del tipo de struvita;
  • Reducir el olor a orina;
  • Prevenir las caries mediante la prevención de la acumulación de bacterias en los dientes;

Además, debido a su poder antioxidante, esta fruta ayuda contra el envejecimiento prematuro, protege contra la aparición del cáncer y puede prevenir la aparición frecuente de resfriados y gripe.

Cómo usar el arándano

La forma de uso y la cantidad de arándano varía según el propósito del tratamiento, como se describe a continuación:

1. Prevenir infecciones urinarias 

Para prevenir infecciones urinarias, el arándano se debe utilizar en 400 mg cápsulas dos veces al día, con mucha agua, o tomar 90 ml al día del jugo de esta fruta, en la proporción de 30 g de fruta por cada 60 ml de agua.

En los casos de infección urinaria activa, la cantidad de jugo debe aumentarse a 400 a 950 ml por día, además de tomar los antibióticos prescritos por el médico.

2. Prevenir placas dentales y caries

Para prevenir placas y caries en los dientes, se debe consumir el jugo de el arándano diluido en agua, en la proporción de 45 g de fruta por cada 100 ml de agua.

3. Prevenir los cálculos de estruvita en los riñones

Para evitar la formación de cálculos de estruvita en los riñones, se debe consumir 1/2 taza de arándano fresco, En estos casos, el consumo de esta fruta no debe exceder de 1 litro de zumo al día.

Quién no debe usar

En casos de hipertrofia prostática benigna o obstrucción del tracto urinario, el arándano solo debe consumirse según un consejo médico.