Aceite esencial de bergamota: sus beneficios para la salud y cómo utilizarlo

El aceite esencial de bergamota tiene propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, analgésicas, antidepresivas y ansiolíticas, ya que es rico en compuestos bioactivos como el linalol, el carvacrol y la bergamotina.

Este aceite esencial se extrae de la cáscara del árbol de la bergamota verde, también conocido por el nombre científico de Citrus bergamia. Está disponible en las tiendas de productos naturales y se utiliza generalmente en aromaterapia o para su aplicación en la piel y el cabello.

Por su aroma intenso y refrescante, el aceite esencial de bergamota también se utiliza habitualmente en la fabricación de perfumes, champús, productos de cuidado personal y en la alimentación como agente aromatizante.

El aceite esencial de bergamota ofrece una serie de beneficios para la salud que incluyen:

1. combate los hongos y las bacterias

El aceite esencial de bergamota tiene propiedades antimicrobianas y ayuda a combatir diversas bacterias como Campylobacter jejuni, Escherichia coli O157, Listeria monocytogenes, Bacillus cereus y Staphylococcus aureus, que pueden transmitirse a través de los alimentos y causar infecciones y/o intoxicaciones alimentarias.

Además, este aceite esencial también combate los hongos del género Candida spp, especialmente Candida albicans, Candida glabrata, Candida krusei, Candida tropicalis y Candida parapsilosis, asociados a la candidiasis vaginal.

2. reduce el dolor y la inflamación

El aceite esencial de bergamota contiene algunos compuestos bioactivos como el linalol, la bergamotina y el carvacrol, que tienen propiedades antioxidantes, analgésicas y antiinflamatorias que pueden reducir la inflamación y el dolor muscular.

3. Ayuda a tratar el acné y la seborrea.

Gracias a sus propiedades astringentes, bactericidas, antiinflamatorias y antifúngicas, el aceite esencial de bergamota ayuda a reducir la oleosidad de la piel, por lo que es un excelente complemento para el tratamiento del acné y la seborrea.

4. mejora la ansiedad y el estrés

El aceite esencial de bergamota actúa sobre el sistema nervioso central y tiene propiedades relajantes y calmantes. Por lo tanto, el uso de este aceite esencial puede mejorar los síntomas de ansiedad, estrés y cambios de humor.

Cómo utilizarlo

El aceite de bergamota puede utilizarse de diversas maneras: en aromaterapia, para inhalación o para aplicación en la piel.

Para su uso en la piel, es importante diluir 3 gotas de aceite esencial de bergamota en 1 cucharada de aceite vegetal, como el de almendras, coco o jojoba, y aplicarlo después sobre la piel o el cuero cabelludo.

Además, el aceite esencial también puede inhalarse utilizando una cadena de aromas o un difusor.

Efectos secundarios y contraindicaciones

El aceite esencial de bergamota no debe ingerirse. Además, este aceite es fotosensible y puede causar quemaduras y manchas en la piel. Por ello, se recomienda no exponer la piel al sol en las 6 horas siguientes a la aplicación de este aceite esencial.

Además, el aceite esencial de bergamota puede provocar hipersensibilidad o alergia en la piel de algunas personas, lo que se traduce en signos y síntomas como enrojecimiento, ardor y picor en la zona afectada.

Dado que no existen estudios que confirmen el efecto de la bergamota en niños menores de 12 años, mujeres embarazadas o en período de lactancia, es importante consultar a un médico antes de utilizar el aceite esencial de bergamota.

//