6 beneficios del Calabacín para la salud

El calabacín (Cucurbita pepo) es una hortaliza rica en agua y tiene buenas cantidades de fibra, vitamina C, caroteno y minerales, además de ser una fuente de calcio, fósforo, potasio y ser muy bajo en hidratos de carbono. Por lo tanto, el calabacín puede ayudar a mantener el buen funcionamiento del intestino y a perder peso, ya que también tiene pocas calorías.

Al tener un sabor muy suave, el calabacín es muy versátil y puede consumirse crudo o cocinado en sopas, ensaladas o como acompañamiento de platos de carne o pescado, por ejemplo.

Para poder obtener todos sus beneficios, el calabacín debe ser cocido al vapor; también se puede comer crudo, y es preferible no pelarlo. Es mejor no guardarlo más de cinco días en la nevera, para beneficiarse de todas sus propiedades, cuanto más fresco lo consumamos mejor.

1. Te ayuda a perder peso

El calabacín es bajo en hidratos de carbono, es decir, tiene pocas calorías y es rico en agua, facilitando el control del hambre y favoreciendo la pérdida de peso.

100 gramos de calabacín apenas tienen 20 calorías. Casi no contiene grasa

Además, esta hortaliza también contribuye a que la dieta sea más variada, sabrosa y con platos más coloridos.

2. Previene el estreñimiento

Comer calabacín con cáscara facilita el funcionamiento del intestino, ya que esta verdura tiene una gran cantidad de agua y también de fibra, lo que ayuda a hidratar y formar las heces, facilitando el tránsito intestinal y combatiendo el estreñimiento.

3. Facilita la digestión

Por ser un alimento que tiene pocos hidratos de carbono y muy poca grasa, el calabacín es una verdura de gran digestión, siendo un excelente alimento para quienes tienen gastritis o mala digestión.

4. Tiene función antioxidante

El calabacín tiene antioxidantes, como la vitamina C y el caroteno, que, según algunos estudios, pueden prevenir algunos tipos de cáncer, como el de próstata, el de mama y el de piel.

5. Ayuda a controlar la diabetes

Al tener pocos hidratos de carbono, el calabacín tiene un bajo índice glucémico, por lo que mantiene equilibrados los niveles de azúcar, y también puede ser consumido por los diabéticos.

6. Ayuda a la formación de huesos y dientes

Como fuente de calcio, potasio y fósforo, el calabacín ayuda a formar y mantener unos huesos y dientes sanos.

7. Es bueno para el corazón

El calabacín tiene una gran cantidad de potasio, y el potasio disminuye los efectos nocivos de la sal en nuestro organismo. Según la American Heart Association si aumentamos la ingesta de potasio (y reducimos la de sodio) podemos disminuir el riesgo de accidentes vasculares y enfermedades cardíacas.

Como el calabacín también tiene altos niveles de vitamina C antioxidante, coopera para que el revestimiento de los glóbulos funcionen mejor, reduciendo la presión arterial y protegiendo contra las arterias obstruidas.

Información nutricional del calabacín

La información nutricional de una porción de 100 g de calabacín cocido y pelado:

//