5 Alimentos probióticos que son muy buenos para la salud

Los alimentos probióticos se consideran funcionales, porque además de tener importantes vitaminas y minerales para nutrir nuestro organismo, contienen levaduras y bacterias buenas que ayudan a mantener la salud, contribuyendo a una buena digestión y previniendo enfermedades como la diabetes, la gastritis o la hipertensión.

Para disfrutar de todos sus beneficios de estos alimentos probióticos, es importante consumir al menos uno de estos alimentos a diario.

Los quesos, yogures y leches fermentadas son sólo algunos de los alimentos probióticos que existen y sus beneficios varían según los tipos y la cantidad de microorganismos presentes en cada uno de estos alimento.

El yogur

El yogur es un alimento probiótico de sabor ácido que se elabora a partir de leche fermentada a la que también se pueden añadir frutas u otros ingredientes. Es un alimento rico en proteínas, vitaminas, minerales también contiene lactobacilos y bifidobacterias, microorganismos beneficiosos para el organismo.

Beneficios: el yogur ayuda a controlar el hambre y a perder peso porque tiene grandes cantidades de proteínas. Además, los microorganismos del yogur ayudan a aumentar el crecimiento de las bacterias beneficiosas en el intestino, lo que evita el estreñimiento, mejora la absorción de vitaminas y minerales de los alimentos y mejora la digestión de la leche y los productos lácteos en las personas con intolerancia a la lactosa.
El yogur también mejora las defensas del organismo, ayudando a prevenir los resfriados y la gripe, y garantiza la salud de los huesos y los dientes, al ser rico en calcio.

Cómo consumirlo: el yogur se puede consumir a diario exististe varias opciones en el mercado, pero es recomendado elegir siempre las versiones sin azúcar, sin colorantes y sabores añadidos.

El yogur debe guardarse en el refrigerador y puede consumirse en el desayuno o en la merienda por la mañana o por la tarde con o sin fruta, que son ricas en fibra y ayudando a controlar el hambre.

Kefir

El kéfir es una bebida cremosa fermentada con sabor ácido y se considera un alimento probiótico completo, ya que es rico en calcio y vitaminas del grupo B, ayudando a mantener una flora intestinal sana.

De aspecto similar al yogur, el kéfir es excelente para tratar diversos problemas digestivos, mejorar la salud de los huesos y combatir infecciones bacterianas de forma totalmente natural.

Además, es una opción estupenda para las personas intolerantes a la lactosa.

El kéfir tiene un sabor parecido al yogur, pero con una consistencia más líquida. Puede elaborarse con leche, agua e incluso té.

Beneficios: el kéfir contiene más microorganismos beneficiosos que la leche, siendo un alimento que tiene una mejor digestión, especialmente para aquellos con intolerancia a la lactosa, y también contribuye al equilibrio de la flora intestinal, ayudando a prevenir y tratar la diarrea, el estreñimiento y otras inflamaciones intestinales.

El kéfir también es un alimento antiinflamatorio y antioxidante, que mejora las defensas del organismo contra los resfriados, la gripe, algunos tipos de cáncer y otros problemas de salud.

Cómo consumirlo: se puede encontrar kéfir en tiendas de alimentación natural, restaurantes y cafeterías, y hay varias opciones, como productos a base de leche de vaca, de cabra y zumos de frutas.

Kombucha

La kombucha es una bebida preparada mediante la fermentación de té verde, o té negro, y azúcar, que tiene un sabor dulce y refrescante que recuerda al de la sidra. La bebida es rica en microorganismos que ayudan a las defensas del organismo, combatiendo hongos y bacterias perjudiciales para el cuerpo y ayudando a prevenir muchos problemas de salud.

Beneficios: al estar elaborada con té verde o té negro, la kombucha es rica en nutrientes antioxidantes y por tanto, refuerza el sistema inmunitario, previniendo resfriados y gripes, enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

Además, mejora la función intestinal y ayuda a disminuir el crecimiento de las bacterias malas en el estómago, previniendo la gastritis y el cáncer de estómago. Algunos estudios demuestran que la kombucha, al ser rica en microorganismos beneficiosos, también puede ayudar en el tratamiento de la diabetes tipo 2 y en la pérdida de peso.

Cómo consumirla: La kombucha suele encontrarse en tiendas de alimentos saludables, pero también puede venderse en restaurantes y cafeterías y las opciones de sabor varían según las frutas y especias que se añadan a la bebida. La kombucha puede consumirse a diario y con cualquier comida. Cuando se prepara en casa, la kombucha debe conservarse en el refrigerador y puede consumirse a diario.

 Chucrut

El chucrut (col agria) es un alimento probiótico producido por la fermentación de la col con un poco de sal y suele tener un sabor más ácido. Este alimento tiene altas cantidades de lactobacilos, minerales y vitaminas A, B, C y K, y es bajo en calorías.

Receta de Chucrut casero

Beneficios: El chucrut es un alimento probiótico con altas cantidades de fibra y que contiene muchas bacterias y levaduras beneficiosas para el intestino, previniendo el estreñimiento, la diarrea y contribuyendo a una buena digestión. Además, este alimento también contiene grandes cantidades de antioxidantes, lo que ayuda a prevenir muchas enfermedades, como algunos tipos de cáncer, resfriados y gripe.

Algunos estudios han demostrado que el consumo diario de chucrut también puede servir para mejorar la flora intestinal y los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Cómo consumirlo: la cantidad diaria recomendada de chucrut es de entre 7 y 10 g, que puede añadirse a ensaladas, sándwiches y otros platos preparados.

Kimchi

El kimchi es un alimento probiótico fermentado a base de verduras y sal. El tipo más común de kimchi se prepara con col, rábano, pimiento rojo en polvo, ajo, jengibre, anchoas, azúcar, cebolla y sal. El kimchi es muy rico en vitamina C y vitaminas del grupo B, minerales y fibra, además de ser un alimento con pocas calorías, siendo considerado uno de los más saludables del mundo.

Beneficios: al ser un alimento rico en nutrientes como la vitamina C, la fibra y los minerales, el kimchi es un alimento que ayuda a mantener el buen funcionamiento del intestino y a mejorar las defensas del organismo, previniendo diversos tipos de enfermedades como el cáncer, la obesidad y las cardiopatías. El kimchi también retrasa el envejecimiento, porque disminuye los radicales libres del cuerpo, moléculas producidas por reacciones químicas naturales de nuestro organismo, pero que en exceso son perjudiciales para la salud.

How To Make Vegan Kimchi Recipe

Cómo se consume: el kimchi suele prepararse en casa y suele servirse como acompañamiento de las comidas. La preparación se realiza lavando la col y escurriéndola durante 3 horas. A continuación, añada los demás ingredientes, mezcle bien y deje que la mezcla fermente durante al menos 3 días en el refrigerador.

//