3 Formas de como bajar el ácido úrico de la sangre

En general, para bajar el ácido úrico se deben tomar medicamentos que aumentan la eliminación de esta sustancia por los riñones y hacer una dieta pobre o baja en purinas, que son sustancias que aumentan el ácido úrico en la sangre. también es necesario beber al menos 2 litros de agua al día y aumentar el consumo de alimentos y plantas medicinales con poder diurético.

El ácido úrico elevado puede acumularse en las articulaciones, originando una enfermedad llamada gota, que causa dolor, hinchazón y dificultad para hacer movimientos.

1. Remedios de farmacia

Durante el tratamiento para bajar el ácido úrico, los primeros medicamentos utilizados son antiinflamatorios no esteroideos, como el naproxeno y el diclofenaco. Sin embargo, si estos remedios no son suficientes y si los síntomas permanecen presentes, el médico puede recetar Colchicina o corticoesteroides, que son medicamentos con mayor poder para combatir los síntomas del dolor y la inflamación.

Además, en algunos casos el médico también puede prescribir el uso constante de remedios que previenen la evolución de la enfermedad, como el alopurinol o Febuxostate. También es importante recordar que se debe evitar el uso de aspirina, ya que esto estimula la acumulación de ácido úrico en el cuerpo.

2. Remedios caseros

Los remedios caseros para bajar el ácido úrico están hechos de alimentos diuréticos y que aumentan la eliminación de esta sustancia a través de la orina, tales como:

  • Manzana, porque es rica en ácido málico, que ayuda a neutralizar el ácido úrico de la sangre;
  • Limón, porque es rico en ácido cítrico;
  • Cerezas, porque actúan como antiinflamatorios;
  • Jengibre, por ser antiinflamatorio y diurético.

Este alimento debe ser consumido diariamente para ayudar a controlar los niveles de ácido úrico, junto con una dieta adecuada para prevenir la progresión de la enfermedad.

3. Alimentación

Para disminuir el ácido úrico en la sangre es importante prestar atención a los alimentos y evitando el consumo de alimentos ricos en purinas, como carnes en general, mariscos, pescados ricos en grasa, como salmón, sardinas y caballa, bebidas alcohólicas, frijoles, soja y alimentos Integral.

Además, se recomienda evitar los alimentos que contienen carbohidratos simples, como panes, pasteles, dulces, refrescos y jugos industrializados,  También es importante beber al menos 2 litros de agua al día y consumir alimentos diuréticos ricos en vitamina C, como pepino, perejil, naranja, piña y acerolal.